El azote de la peste, cazadores ambiciosos









La  avaricia de unos  cazadores  de pieles provocó  el mundo el último y más importante brote de paste bubónica. En solo  siete meses fallecieron 60.000 personas.
Lo s hechos se produjeron  en la Siberia Oriental en 1910, año  en que el precio  de las pieles de marmota  subió  hasta el  400 por ciento, debido  a la demanda mundial,
La marmota  es un roedor  cuya piel se vende frecuentemente en sustitución de  la  marta

Cazadores de pieles
Los mongoles habían  sido  sus cazadores  tradicionales ya qua: conocían sus costumbres  e incluso la extraña enfermedad que en ocasiones padecían. Ningún mongol, habría cazado un animal enfermo.

Bocado exquisito
La carne y la manteca de la marmota  estaban consideradas como bocado exquisito, pero un tabú prohibía comer la pella de grasa existente bajo las axilas del animal, la cual en realidad es una glándula linfática, según la leyenda la glándula guarda el espíritu de un cazador muerto. Además podía causar enfermedad y los mongoles lo sabían muy bien; a veces la dolencia atacaba a los hombres, si un cazador caía enfermo, los mongoles lo abandonaban.

Miles de muertos
En 1910 militares de China se trasladaron  al Norte de Manchuria, pensando enriquecerse con la venta de pieles; se felicitaba así mismos cuando hallaban un animal enfermo y fácil de capturar; si alguno de los suyos enfermaban lo cuidaban solícitos, ignorando que su dolencia, trasmitida por los animales era la peste bubónica. La epidemia se extendió desde la región de caza hasta el poblado de  Manchouli, estación terminal del Ferrocarril Oriental Chino. Después se propagó por la red viaria hasta 2,700 kilómetros, segando decenas de miles de vidas.


miércoles, 23 de junio de 2010

No hay comentarios :

Entradas populares