Lombriz de tierra









La lombriz de tierra tiene el cuerpo cilíndrico, segmentado y compartimentado, y una longitud que varía desde varios centímetros hasta casi 33 cm. No tiene ojos ni oídos ni pulmones. El aire presente entre las partículas de tierra se difunde a través de su piel. Si esas bolsas de aire se anegan con la lluvia la lombriz tiene que salir a la superficie. Cuando se mueve, usa sus músculos longitudinales para extender la parte delantera del cuerpo y después tira de la parte trasera. Las sedas o quetas, diminutas proyecciones de los segmentos, se clavan en la tierra para evitar que la lombriz patine. La acción excavadora de la lombriz de tierra contribuye a airear y mezclar la tierra. Consume parte de ésta mientras excava, y sus depósitos fecales contribuyen también a enriquecer el suelo.

martes, 21 de septiembre de 2010

No hay comentarios :

Entradas populares