Plantas insectívoras










Planta odre
Estas plantas, que se encuentran en las regiones tropicales y templadas de todo el mundo, son insectívoras y se valen de hojas modificadas para capturar y consumir a sus víctimas. Son propias de suelos pobres, y obtienen de los insectos los nutrientes que no absorben por las raíces.


Plantas insectívoras, también llamadas carnívoras; reciben este nombre los vegetales que se nutren parcialmente de animales, en especial de insectos, que capturan ellas mismas. Casi todas crecen en turberas y humedales, donde el suelo es ácido y pobre en nitrógeno asimilable; en estas condiciones, capturar insectos es una forma de obtener compuestos nitrogenados sin necesidad de sintetizarlos. Al mismo tiempo, las hojas verdes de estas plantas fabrican hidratos de carbono. El mecanismo de captura ocupa un espacio pequeño, y por ello las presas son, casi inevitablemente, insectos diminutos.




Venus atrapamoscas
Los dos lóbulos de la hoja de la Venus atrapamoscas forman una superficie atractiva para insectos y otros animales. Menos de un segundo después de que la rana active los pelos disparadores, que son unas cerdas dispuestas en la superficie interna de la hoja, los lóbulos se cierran lo suficiente para atrapar a la víctima entre sus espinas entrelazadas. Si los órganos sensoriales determinan que el objeto capturado contiene proteínas, la hoja se cierra aún más y empieza a segregar hormonas digestivas.

Las plantas insectívoras son variadas, y se agrupan en tres órdenes distintos de dicotiledóneas: Nepenthales, Scrophulariales y Rosales. La mayor parte de las especies pertenecen al orden Nepenthales, entre ellas las plantas odre, las droseras y la venus atrapamoscas. Son también insectívoras las lentibularias y grasillas y la planta odre australiana. A continuación estudiaremos con más detalle las droseras y lentibularias. También son carnívoras ciertas especies de hongos.




Drosera
Las droseras comen a sus presas mediante un sistema de tentáculos pegajosos que cubren sus hojas carnosas, en forma de raqueta. Los pequeños insectos que se posan en sus hojas, resultan inmediatamente cubiertos por los tentáculos. Los pelos rojos se curvan hacia el centro de la hoja, aprisionando a las presas, que son digeridas por poderosas enzimas. La especie Drosera rotundifolia crece en turberas y zonas pantanosas.

Las droseras agrupan entre 90 y 100 especies, en su mayor parte hierbas vivaces. Están distribuidas por todo el mundo, y son las plantas insectívoras más comunes. Las flores, pequeñas, de color blanco, rosa o púrpura, crecen aisladas o en inflorescencias unilaterales. Las hojas forman pequeñas rosetas pegadas al suelo en zonas pantanosas; el haz del limbo foliar está recubierto de pelos verdes o rojizos terminados en una glándula prominente que excreta un fluido pegajoso transparente similar a una gota de rocío. Si un insecto se posa en la hoja o la toca levemente, queda sujeto por los pelos pegajosos, que se curvan hacia adentro y comprimen a la víctima junto a la superficie foliar, donde es digerida.
LENTIBULARIAS
La familia de las lentibularias agrupa cinco géneros de herbáceas de amplia distribución. El más extendido tiene alrededor de 275 especies propias de las regiones templadas y tropicales de todo el mundo, entre las cuales hay plantas acuáticas y terrestres; varias tropicales viven separadas del suelo (véase Epifito) y se parecen a las orquídeas. Dentro de las lentibularias acuáticas, unas especies arraigan en el fango y otras, como la lentibularia común, flotan libremente en el agua de las charcas. El nombre científico de la planta hace referencia a las numerosas vejigas o utrículos que se forman en las hojas de esta especie.
Estas vejigas tienen hasta 5 mm de diámetro y están provistas de una abertura protegida por cerdas. Cuando un animal pequeño, como un insecto acuático o un pez diminuto, toca las cerdas, la vejiga se dilata súbitamente, absorbe al animal y lo atrapa. La digestión de estas presas proporciona nutrientes que las plantas absorben normalmente por las raíces.
A esta familia pertenecen también las grasillas o tirañas, que no son acuáticas.
Clasificación científica: la planta odre australiana pertenece a la familia de las Cefalotáceas (Cephalotaceae), especie Cephalotus follicularis. Las droseras forman la familia de las Droseráceas (Droseraceae). Las lentibularias pertenecen a la familia de las Lentibulariáceas (Lentibulariaceae); el género más común de esta familia es Utricularia, y la lentibularia común corresponde a la especie Utricularia vulgaris.

miércoles, 8 de septiembre de 2010

No hay comentarios :

Entradas populares