El extraño y asombroso Gusano cilíndrico









Gusano cilíndrico, también nematodo o gusano redondo, nombre común de cualquier miembro de un filo de gusanos no segmentados, que pueden ser terrestres, de agua dulce o marinos. Los gusanos cilíndricos están distribuidos por casi todo el mundo y son muy numerosos en las capas superficiales del suelo. Aunque muchos de los gusanos cilíndricos son de vida libre, se les presta más atención a las formas parásitas. Muchos dañan las cosechas, como los cultivos de algodón y trigo, al alimentarse de los jugos de las plantas. Otras especies son parásitas de animales, incluidos los seres humanos. Las infecciones por gusanos cilíndricos son frecuentes y normalmente pasan inadvertidas; sin embargo, algunas especies causan enfermedades graves.
2
ANATOMÍA
Muchos son microscópicos y la mayoría no alcanzan los 5 cm de longitud, sin embargo alguna especie supera el metro de longitud. Presentan el cuerpo alargado y cilíndrico, provisto de una cutícula flexible, diferenciada a partir de la epidermis, que el animal muda cuatro veces durante su desarrollo. Los músculos se encuentran debajo de la epidermis y solo se contraen longitudinalmente. Son organismos pseudocelomados; el pseudocele es una cavidad llena de líquido que actúa como un esqueleto hidrostático. El tubo digestivo está formado por una boca, una faringe, un intestino largo y un ano. Poseen un cordón nervioso dorsal y otro ventral.
3
REPRODUCCIÓN
Casi todos los nematodos tienen sexos separados (son dioicos) y los machos llevan en el extremo posterior dos espinas copuladoras. La fecundación es interna y los huevos se retienen en el útero hasta la puesta, tras la cual nacen las crías. Los recién nacidos se parecen a los individuos adultos y se desarrollan sin metamorfosis.
4
NEMATODOS PARÁSITOS DEL HOMBRE
Entre las especies que parasitan al hombre se puede citar la lombriz intestinal, los anquilostomas, las filarias y la triquina.
La lombriz intestinal es un nematodo que infecta al hombre al ingerir los huevos con embriones, presentes en alimentos contaminados. Las larvas quedan libres y cuando alcanzan la faringe, pasan al estómago y de allí al intestino, provocando molestias abdominales, reacciones alérgicas y, en algunos casos, bloqueo intestinal. Una hembra de esta especie puede poner hasta 200.000 huevos diarios, que pasan a las heces del hospedador y que pueden mantenerse viables en el suelo durante meses.
Los anquilostomas son gusanos cilíndricos que presentan en la boca unas placas afiladas con las que cortan la mucosa intestinal del huésped, succionando la sangre de este para alimentarse. Las infecciones masivas pueden provocar anemia en el paciente, debida a la pérdida crónica de sangre por el tubo digestivo. En los niños se puede producir retraso en el crecimiento. Las hembras producen miles de huevos que salen con las heces. En el suelo nacen las larvas, que se alimentan de bacterias y pueden infectar a los seres humanos penetrando en su interior a través de la piel. En ese momento, las larvas son transportadas por los vasos sanguíneos hacia los pulmones y ascienden por el árbol respiratorio hasta la faringe, desde donde son deglutidas. La larva completa su desarrollo en el intestino y se convierte en la forma adulta. Véase Anquilostomiasis.
Las filarias son también nematodos parásitos que pueden infectar a la especie humana produciendo enfermedades que reciben el nombre de filariasis. Los adultos son gusanos delgados y transparentes. Las hembras liberan las larvas, llamadas microfilarias, a la sangre o la linfa. Los mosquitos, al alimentarse de la sangre, pueden recoger las microfilarias que se desarrollan en su interior. Cuando el mosquito pica de nuevo a una persona, la filaria penetra en ella y se incorpora al torrente sanguíneo y pueden llegar al sistema linfático. Una especie puede originar elefantiasis, una enfermedad que afecta a los vasos linfáticos y que se caracteriza por una enorme hinchazón de la parte afectada.
La triquina es un nematodo responsable de una enfermedad conocida como triquinosis. El hombre suele contraer la enfermedad por la ingesta de carne de cerdo infectada con larvas. Estas se dirigen al intestino, donde se transforman en adultos y se aparean. Las hembras liberan numerosas larvas que penetran en los vasos sanguíneos y después en las células musculares.
Clasificación científica: los gusanos cilíndricos o nematodos constituyen el filo Nematoda. Los gusanos que atacan al algodón pertenecen al género Heterodera y las formas que atacan al trigo pertenecen al género Tylenchus. Las lombrices intestinales pertenecen al género Ascaris. La especie Ascaris lumbricoides es uno de los parásitos más comunes del hombre. La filaria Wuchereria bancrofti puede producir elefantiasis. Trichinella spiralis es el nematodo responsable de la triquinosis.


lunes, 29 de noviembre de 2010

No hay comentarios :

Entradas populares