Las increíbles Gramíneas que alimentan al mundo









Mijo
El mijo, que comprende varias especies de la familia de las Gramíneas, es un alimento básico en extensas zonas de Asia y África occidental. Medra en suelos más pobres que muchos otros cereales y la estación de maduración es relativamente corta (60 a 80 días).

Gramíneas, nombre común de una extensa familia de plantas con flor, la más importante del mundo desde los puntos de vista económico y ecológico. La familia contiene unos 635 géneros y 9.000 especies, y es la cuarta más extensa después de Fabáceas, Orquidáceas y Compuestas. A esta familia también se la conoce con el nombre de Poáceas.
2
IMPORTANCIA
Evolución del trigo cultivado
Cultivado como alimento desde hace más de 9.000 años, el trigo ha sufrido muchos cambios. Un antepasado probable de todos los trigos cultivados es el carraón silvestre, de grano pequeño y tallo largo y quebradizo. Tipifica las especies más antiguas, como el carraón cultivado, que aún se usa como forraje, o los tipos escaña o escanda silvestres y cultivados, de grano más grueso; éstos se cultivaron mucho en las antiguas civilizaciones griega y romana, y son muy parecidos a los trigos modernos de la derecha de la imagen. La resistencia y el grano más grueso de las variedades espelta, todavía muy cultivadas en Europa, aumentaron mucho el rendimiento. Nuevas mejoras dieron lugar al trigo duro, utilizado para fabricar pasta alimenticia, y al trigo de panificación, rico en gluten, que da lugar a una masa elástica y ligera.

Todos los cereales cultivados del mundo son gramíneas; por tanto, la importancia económica de la familia es enorme. La producción mundial de cereales en el año 2000 fue de unos 2.057 millones de toneladas y las especies más cultivadas fueron el arroz, el maíz, el trigo, la cebada y el sorgo. El bienestar de la humanidad depende de estas pocas especies de gramíneas, por lo que una deficiencia, incluso pequeña, de la cosecha de cualquiera de ellas puede provocar hambruna e inestabilidad económica en zonas muy amplias. Además, la familia aporta casi todo el azúcar del mundo (véase Caña de azúcar). El bambú, otro miembro de la familia, sirve como material de construcción y como fuente de alimento, y se usa también en la fabricación de papel. La citronella, usada en perfumería y como repelente de insectos, es una esencia destilada de las hojas de ciertas gramíneas.

Sorgo
El sorgo, una gramínea nativa de África y Asia, forma parte de la alimentación básica en estos dos continentes. En otros sitios se cultiva como forrajera.

Las gramíneas son la principal fuente de alimentación de los animales herbívoros domésticos y salvajes, que pastan en praderas y comen heno y forraje cosechados en prados. La superficie de suelo dedicada a estos cultivos es mayor que la reservada al conjunto de todas las demás especies cultivadas.

Fleo
El fleo es una gramínea muy utilizada en la elaboración de henos.

Otra aplicación de las gramíneas de considerable importancia económica en muchas partes del mundo es la plantación de céspedes. Las gramíneas perennes son apropiadas para este fin, porque no pierden los meristemos basales (los puntos de crecimiento) durante la siega. El llamado pasto bravo, por ejemplo, es originario de Argentina, Bolivia y Chile. En condiciones especiales de suelo o de exposición poco apropiadas para las especies más comunes se emplean otras mezclas. Así, en regiones poco lluviosas, se prefiere usar Buchloe dactyloides. En ocasiones se recurre a anuales para establecer céspedes en poco tiempo; pero presentan el inconveniente de que suelen persistir en competencia con las gramíneas vivaces y causan un efecto desagradable a la vista.
Trigo
El trigo se cultiva en todas las regiones templadas del mundo desde la prehistoria. Se destina sobre todo a la producción de harina, pero también para elaborar bebidas alcohólicas, como forraje y hasta como sucedáneo del café. Rusia, China y Estados Unidos son los primeros productores mundiales.

No todas las gramíneas son beneficiosas, y algunas se consideran malas hierbas; casi todas éstas invaden los cultivos y reducen el rendimiento global, pues compiten con la especie cultivada, dificultan la recolección o reducen por contaminación el valor nutritivo, o de otro tipo, del producto. Algunas gramíneas tropicales forrajeras producen en determinadas condiciones concentraciones mortales de ácido cianhídrico.
3
DISTRIBUCIÓN Y TAMAÑO
Planta de avena madura
La avena se cultiva en Europa y Oriente Próximo desde hace 4.500 años como alimento para el hombre y los animales. De la cáscara del grano se extrae furfural, empleado como disolvente en distintos tratamientos industriales de refinación.

Las gramíneas son las plantas con flor de más amplia distribución del mundo; ocupan desde zonas situadas muy por encima del círculo polar ártico hasta la Antártida, pasando por las regiones templadas y los trópicos. Esta enorme cobertura geográfica es paralela a la amplitud ecológica y del intervalo de tamaños. Las gramíneas abundan sobre todo en hábitats abiertos, como praderas, tundras, estepas, sabanas y páramos, pero también hay muchas especies forestales, sobre todo en los trópicos. Algunas están adaptadas a hábitats de aguas saladas y dulces, estancadas y corrientes; otras flotan en la superficie del agua y no están unidas al suelo. También hay gramíneas en los desiertos.
En cuanto al tamaño, oscila entre el de los gigantescos bambúes tropicales, de más de 100 m de altura, y el de las especies anuales de Agrostis, de pocos centímetros. Algunas gramíneas carecen de hojas, mientras que las de otras llegan a medir 5 m de longitud.
4
CARACTERÍSTICAS GENERALES
Las gramíneas presentan una estructura vegetativa bastante uniforme, y tienen características distintivas de este grupo. Las raíces principales suelen ser fibrosas; las secundarias o adventicias brotan en muchos casos de los nudos de los tallos, como ocurre en el maíz. Los tallos son por lo general herbáceos (gramíneas de césped) o huecos (bambú), pero hay excepciones, como los tallos medulares del maíz y los leñosos de algunos bambúes.
Las hojas, que nacen en los nudos de los tallos, se disponen en dos filas y constan de dos partes: vaina y limbo. La vaina, una característica peculiar de las gramíneas, envuelve el peciolo y sujeta la zona situada justo por encima de cada uno de los nudos; esta zona necesita soporte, pues está formada por un tejido de crecimiento blando llamado meristemo. El tallo de las gramíneas no crece en longitud por el ápice, como en casi todas las demás plantas, sino en cada uno de los nudos.
Otra característica distintiva de las gramíneas es la lígula, una breve prolongación vellosa o membranosa que se inserta en el punto de unión de la vaina y el limbo foliares. La función de la lígula sigue siendo desconocida, pero quizá sirva para evitar que la humedad penetre en la zona comprendida entre el tallo y la vaina.
El limbo foliar es típicamente largo y estrecho, con nervios paralelos, aunque presenta grandes variaciones de forma y tamaño. También tiene un área meristemática, situada en la base, por encima de la unión con la vaina; el crecimiento se produce en esta zona y no en el ápice, al contrario de lo común en casi todas las demás plantas. Por tanto, incluso si se corta el extremo superior de la hoja, el limbo puede continuar creciendo. Esta peculiaridad, combinada con la presencia de tejido meristemático en los nudos de los tallos y el hecho de que las gramíneas se ramifiquen cerca del suelo, permite a estas plantas soportar los rigores de muchos medios naturales y artificiales inaccesibles a otras especies vegetales. El valor de las gramíneas como plantas de césped deriva también de estas características, pues siguen creciendo después de segarlas. Además, las gramíneas soportan incendios, pasto y tránsito, y ahora dominan grandes extensiones afectadas por estos fenómenos.
5
FLORES Y FRUTOS
Las flores de las gramíneas suelen ser inconspicuas, pero casi siempre se agrupan en grandes inflorescencias, a veces vistosas. Así, en el maíz, la mazorca joven es una espiga de flores femeninas y la espiguilla es una panícula de flores masculinas. Casi todas las gramíneas son de polinización anemófila, y por ello tienen flores muy sencillas y reducidas, como es frecuente entre las especies polinizadas por el viento.
Por su tamaño insignificante y su simplicidad, las flores individuales de las gramíneas se llaman flósculos. Carecen de sépalos y pétalos (verticilos de la corola), estructuras representadas por dos diminutas escamas llamadas lodículas o glumélulas dispuestas en la base del flósculo, por fuera de los estambres (piezas florales masculinas) que suelen ser tres. El ovario único (pieza femenina) es súpero (situado por encima de las otras estructuras florales) y está rematado por dos estigmas plumosos. Al madurar, el ovario se transforma en un fruto peculiar de una sola semilla llamado cariopsis o cariópside, caracterizado por la fusión de la semilla y la pared del ovario.
Los flósculos de las gramíneas están agrupados en unidades llamadas espículas o espiguillas. Cada espiguilla consta de un eje o raquidio a lo largo del cual se disponen los flósculos. Cada uno está encerrado por una bráctea externa llamada lema y otra interna llamada pálea. En la base del raquidio hay dos brácteas llamadas glumas, que están vacías. Glumas y lemas suelen ser duras, y con frecuencia se prolongan en una barba o púa; la pálea es delicada y membranosa.
Aunque las partes básicas son sencillas y escasas, hay grandes variaciones en los detalles y la estructura de las espiguillas y en la forma de agruparse en inflorescencias. Esto, junto con aspectos de la estructura global y características más difíciles de observar de tipo anatómico, citológico y químico, explica el enorme número de especies de gramíneas.
6
OTRAS PLANTAS PARECIDAS A LAS GRAMÍNEAS
Plantas de otra familia a la que pertenecen las del género Carex y los juncos se parecen a las gramíneas, y en ocasiones se confunden con ellas (véase Ciperáceas). Pero es fácil diferenciar unas de otras al observar las flores, los tallos y las hojas. Los juncos tienen flores con perianto de seis piezas y forman frutos con tres o con muchas semillas; en cambio, las flores de las especies de Carex y gramíneas carecen de perianto y tienen frutos con una sola semilla. Las especies de Carex son propias de hábitats húmedos y tienen tallos macizos triangulares y tres filas de hojas. Las gramíneas en general son propias de hábitats secos y tienen tallos circulares huecos con dos filas de hojas.
Clasificación científica: el nombre científico de la familia de las Gramíneas es Gramineae. La esencia citronella se destila de las hojas de plantas del género Cymbopogon. Las gramíneas utilizadas para formar céspedes son Poa pratensis, especies de los géneros Agrostis y Festuca, Cynodon dactylon, especies del género Zoysia, Buchloë dactyloïdes, Axonopus affinis, Agrostis gigantea y Poa annua. En Europa se usa mucho el ballico o raygrás, que corresponde a la especie Lolium perenne.


martes, 23 de noviembre de 2010

No hay comentarios :

Entradas populares