Escarabajo japonés









Escarabajo japonés, insecto de la familia de los Escarabeidos. El escarabajo japonés tiene una historia peculiar. Fue introducido de forma accidental en América del Norte desde Japón en 1916 y hoy está muy extendido al este del país. El adulto tiene un cuerpo ancho y grueso de unos 1,3 cm de largo y es verde iridiscente, con élitros de color tostado. Ataca el follaje de gran variedad de plantas y también devora sus frutos, produciendo una devastación generalizada. El escarabajo japonés abunda durante los meses de julio y agosto, cuando la hembra pone sus huevos bajo tierra, a una profundidad de 13 a 15 cm. Las larvas blancas (gusanos) se alimentan de raíces de herbáceas hasta el otoño, cuando se entierran a una profundidad de 30 cm o más e hibernan; emergen a mediados de la primavera y se convierten en pupa en junio, tras alcanzar una longitud algo inferior a 2,5 cm.
Las avispas parásitas, en gran medida responsables del control de esta plaga en Japón, fueron importadas a América del Norte en la década de 1920; reducen la población de escarabajos atacando a sus larvas. Éstas son también vulnerables a ciertas enfermedades causadas por bacterias, hongos, nematodos y virus. Véase Control de plagas.
Clasificación científica: el escarabajo japonés pertenece a la familia Scarabaeidae, orden Coleoptera. Su nombre científico es Popillia japonica.


miércoles, 1 de diciembre de 2010

No hay comentarios :

Entradas populares