La maravilla de larva a pupa









Una oruga madura, la fase larvaria de una mariposa, se prepara para la fase de pupa; para ello se fija a una rama con sus dos pinzas traseras y un arnés de seda. Pronto se abre la piel de la oruga, revelando la crisálida o pupa. A pesar de la apariencia inactiva de la crisálida, en su interior tiene lugar una increíble transformación. En la fase de pupa, las hormonas dirigen la descomposición de la estructura larvaria y la formación, a partir de células recicladas y de células inactivas desde el embrión, de los nuevos tejidos de la mariposa.


viernes, 3 de diciembre de 2010

No hay comentarios :

Entradas populares