LAS INCREÍBLES CARACTERÍSTICAS DE LOS LAGARTOS









Camaleón mediterráneo
Este reptil que crece hasta 28 cm de largo, vive en los semidesiertos de África septentrional, España y el Oriente Próximo. A diferencia de la mayoría de los miembros de su género, que casi nunca bajan de los matorrales y árboles a los que trepan, el camaleón mediterráneo algunas veces excava agujeros en la proximidad de los oasis, donde pueden evitar el calor. Sobreviven principalmente con una dieta a base de langostas. Como todos los camaleones, pueden mover los ojos independientemente y tienen un color característico que cambian cuando se aparean, luchan o se camuflan.

Los lagartos presentan el cuerpo alargado y cubierto de escamas. Por lo general, tienen cuatro patas y una larga cola que, en algunas especies es muy frágil y se rompe con facilidad, aunque puede volver a regenerarse. Los lagartos arborícolas, como los camaleones, pueden utilizar su larga cola para agarrarse a las ramas. Algunas especies poseen las patas muy reducidas y otras las han perdido por completo, adoptando un aspecto serpentiforme; sin embargo, se diferencian de las verdaderas serpientes porque tienen párpados móviles y una estructura ósea craneal diferente. Son animales de sangre fría que dependen del calor del Sol para aumentar su temperatura corporal.

Basilisco
La respuesta de fuga del basilisco es única entre los animales terrestres; corre sobre la superficie del agua. Muy veloz y con los pies muy grandes, salta al agua desde la ribera y corre sobre ella para escapar de los depredadores. También puede nadar cuando pierde velocidad y se hunde en el agua.

Los lagartos se desplazan de diversas maneras; los basiliscos y los lagartos de collar pueden correr rápidamente sobre sus patas traseras, muy desarrolladas. Los basiliscos son capaces también de correr sobre la superficie del agua gracias a sus patas traseras y a su cola en forma de látigo. Los gecos tienen unos discos adhesivos en la parte ventral de sus dedos que les permiten adherirse perfectamente al sustrato. Algunos lagartos son buenos nadadores y otros son arborícolas.
Lagarto de collar
Este miembro de la familia de la iguana se caracteriza por los dos anillos negros que lleva en el cuello y por el hábito de correr a gran velocidad sobre las patas traseras. Aunque no es carnívoro, muerde cuando se le molesta.

Su dieta varía de unas especies a otras. Muchas son insectívoras y otras, como la iguana común, son herbívoras. El monstruo de Gila, que vive en áreas desérticas, se alimenta de huevos de reptiles y aves, así como de pequeños roedores. Los varanos, dependiendo de su tamaño, se alimentan de insectos, de aves y reptiles y de sus huevos, de pequeños mamíferos, y de carroña.

Lagarto venenoso
El monstruo de Gila es uno de los dos únicos lagartos venenosos del mundo. Utilizan el veneno principalmente para defenderse, segregándolo a través de unas glándulas situadas en la mandíbula inferior.

Como la mayoría de los reptiles, los lagartos no cuidan de sus crías. Las hembras suelen poner huevos que abandonan a su suerte. Unas pocas especies son ovovivíparas (sus huevos se desarrollan en el interior de la madre).

lunes, 13 de diciembre de 2010

No hay comentarios :

Entradas populares