Los increíbles Roedores









Los roedores constituyen casi el 40% del total de los mamíferos. Más de 1.700 especies de roedores viven en casi todo tipo de hábitats, tanto terrestres como acuáticos. Algunas especies se muestran en la imagen; empezando de izquierda a derecha y de arriba a abajo están: el puercoespín, el castor, la chinchilla, la paca, la ardilla voladora, el ratón, la rata almizclera y el capibara. El éxito de este grupo radica en su facilidad de adaptación a nuevas fuentes de comida, a nuevos hábitats y a su ciclo reproductivo corto.


Roedores, nombre genérico de determinados mamíferos, cuya característica principal es la dentición: los roedores tienen un único par de incisivos en cada mandíbula; éstos son anchos, curvados o semicirculares, tienen el extremo terminado en un borde afilado, a modo de cincel y el animal los utiliza para roer. La superficie frontal de cada incisivo está formada por esmalte duro, mientras que la posterior está compuesta por dentina blanda, que es la zona que se desgasta cuando el animal roe, de tal manera que dicho desgaste mantiene el borde cincelado y cortante. Este hecho se relaciona con la presencia de cavidades abiertas de la pulpa del diente, lo cual produce el crecimiento continuo de los incisivos y por tanto, la necesidad de un desgaste también continuo del extremo de éstos. Los roedores no tienen caninos y hay un espacio (el diastema) entre los incisivos y los molares. La articulación mandibular está dispuesta de tal manera que los incisivos pueden situarse hacia delante, en disposición de roer, o hacia atrás, para que los molares puedan masticar. Tanto los labios como los incisivos forman un mecanismo de utilidad muy diversa; no sólo se emplean para recoger el alimento, sino también para construir nidos o excavar madrigueras. Además, la mayoría de los roedores también se caracterizan por tener unas orejas bien desarrolladas.
Los roedores son el orden con más especies dentro del grupo de los mamíferos; hay más de 400 géneros y unas 2.000 especies. Están adaptados a vivir en todo tipo de hábitats terrestres y de agua dulce, pues no hay roedores marinos, y están distribuidos por todo el mundo, ya que el ser humano también los introdujo en lugares donde no vivían de forma natural, como Nueva Zelanda, algunas islas oceánicas y otras islas subantárticas. Los roedores se dividen en tres grandes grupos: un primer grupo contiene siete familias e incluye entre otros a las ardillas, las marmotas y los castores, las ratas y ratones de abazones o las ratas canguro (suborden Esciuromorfos); un segundo grupo comprende unas nueve familias, de las cuales dos contienen la mayor parte de las especies: son las ratas y los ratones del Nuevo Mundo, y las ratas y ratones del Viejo Mundo (suborden Miomorfos); por último, el tercer grupo contiene unas catorce familias, casi todas sudamericanas y comprenden entre otros a los puercoespines, los capibaras, los agutíes y las chinchillas (suborden Histricomorfos). El roedor más grande de todos es el capibara, el resto de las especies son, en general, pequeñas. Son animales muy prolíficos y algunas especies pueden tener bastantes camadas en un solo año. Algunas especies son acuáticas, otras son terrestres y viven en madrigueras excavadas en el suelo. También hay especies arborícolas y unas 35 especies, las llamadas ardillas voladoras, tienen costumbres semiarborícolas. Por otro lado, algunos roedores constituyen serias plagas para las cosechas y los almacenes de grano. Otras especies, como la rata gris y la rata negra, participan en la transmisión de enfermedades. La rata almizclera y el castor son muy valorados por su piel y por la construcción de presas que ayudan a prevenir la erosión del terreno. Las variedades albinas de ratas y ratones han sido de gran importancia para la investigación científica como animales de laboratorio, mientras que los jerbillos y los conejillos de indias son mascotas muy conocidas en todo el mundo.
Clasificación científica: los roedores constituyen un único orden: el orden de los Roedores.


viernes, 14 de enero de 2011

No hay comentarios :

Entradas populares