La asombrosa Arenga de Satanás









Arenga de Satanás
Considerado como una de las más bellas composiciones de la lírica universal, en el poema épico Paraíso perdido destacan, por ejemplo, los parlamentos de Satanás.
Fragmento del Paraíso perdido.
De John Milton.
Arenga de Satanás.
Libro I


«¿Es ésta la región», dijo el precito
arcángel; «éste es el país, el aura
y hogar que á trueque se nos da del cielo?
¿por la celeste luz noche de llanto?–
¡Sea! ¡que el rey de ahora mandar puede
cuanto le plazca, y justo ha de ser ello!
Cuanto más lejos de él, mejor: formóle
Razón idéntico á los otros: Fuerza
le ha sobrepuesto excelso á sus iguales.–
¡Adiós, campos de dicha donde reina
sin fin placer! ¡Salud, horrores! ¡Salve
mundo infernal! y tú, tartáreo abismo,
á tu dominador nuevo recibe:
á uno con espíritu al que el sitio
no muda ni los tiempos: el espíritu
vive dentro de sí, dentro á sí puede
hacer cielo el infierno, infierno el cielo.
¿Qué á mí el lugar, si soy yo el mismo siempre?
si lo soy todo yo, menos tan sólo
que aquel á quien el trueno ha levantado.
Aquí, siquiera, habremos de ser libres:
no hizo el Omnipotente esta morada,
para de ella lanzarnos envidioso.
Aquí seguros imperar podremos;
y para mí el reinar es ansia noble,
bien que en el orco sea; pues más vale
rey ser del orco que en el cielo esclavo.–
Empero, á los amigos generosos,
á los partícipes de nuestra ruina,
¿yacer anonadados dejaremos
del olvido en el lago? ¿Con nosotros
á compartir esta mansión llorosa
no los invitaremos? ¿ó á reunirse
con nos, porque intentemos nuevamente
si algo por recobrar queda en el cielo
ó algo más que perder en el abismo?»
Fuente: Jünemann, Guillermo. Antología universal. Friburgo: Herder, 1910.

domingo, 27 de febrero de 2011

No hay comentarios :

Entradas populares