La asombrosa Prolactina (LTH)









Prolactina (LTH), hormona polipeptídica secretada por el lóbulo anterior de la hipófisis que estimula la secreción de leche y el desarrollo de las mamas durante el embarazo. También se conoce como hormona lactopénica o luteotropina.
La secreción de prolactina por la hipófisis a su vez está controlada por un factor inhibidor que se forma en el hipotálamo, el cual se denomina hormona inhibidora de la prolactina.
La concentración de prolactina en sangre aumenta de forma constante desde la quinta semana del embarazo hasta el parto, donde puede alcanzar hasta 20 veces más que la concentración que hay en una mujer no gestante. También la progesterona y los estrógenos intervienen en el desarrollo de las glándulas mamarias; sin embargo, estas hormonas tienen un efecto inhibidor sobre la secreción de leche, por tanto, opuesto al de la prolactina. No obstante, las secreciones de estas hormonas por la placenta justo después del parto disminuyen de forma brusca, lo que hace que actúe el estímulo lactógeno de la prolactina y las mamas comiencen a secretar grandes cantidades de leche durante los días siguientes después de haberse producido la secreción del calostro (líquido que se produce al final del embarazo o en el primer momento después del parto, cuyo contenido en proteínas y lactosa es el mismo que el de la leche pero no lleva nada de grasa).
La secreción de leche por parte de la prolactina necesita de la colaboración de otras hormonas, como son la parathormona, el cortisol, la insulina y la hormona del crecimiento, que proporcionan sustratos necesarios, como ácidos grasos, calcio, glucosa y aminoácidos, para la elaboración de la leche.


lunes, 7 de febrero de 2011

No hay comentarios :

Entradas populares