RENACUAJO PARA SIEMPRE











El ajolote mexicano (Ambystoma tiqrinum) es uno de los urodelos americanos más extendidos. Su aspecto no es  muy distinto del de una salamandra jaspeada europea. Pero el renacuajo, a  causa del frio, casi nunca puede terminar la metamorfosis, aunque esto no le  impide reproducirse. Este fenómeno recibe el nombre de neotenia. Durante  mucho tiempo se pensó que la forma  neoténica del ajolote era una especie en sí misma, pero luego se des-  cubrió que si se encontraba a la temperatura adecuada perdía las branquias y  se convertía en el animal conocido con  el nombre de ajolote (una palabra de  origen mexicano). Desde la época precolombina, el ajolote (del cual podemos  ver abajo un ejemplar) era muy buscado por las poblaciones de América Central. En otras especies la neotenia es la  regla, no la excepción. En este caso se  encuentra el próteo, un anfibio que vive  exclusivamente en el agua de las cuevas y que mantiene  as branquias durante toda su vida.   

sábado, 12 de marzo de 2011

No hay comentarios :

Entradas populares