Asombroso dragones vigilantes, el primer sismógrafo











ESTE CAPRICHOSO objeto, fantásticamente decorado, pudiera parecer una tetera, pero es en realidad un precedente del  sismógrafo moderno, inventado el, año 132 de nuestra era por el astrónomo chino Chang Heng.
Es un recipiente de 2,44 metros de altura que aloja en su interior un péndulo vertical, con ocho brazos horizontales, que puede oscilar en cualquier dirección. Cuando ocurre un temblor de tierra, el péndulo se desplaza en determinada dirección y uno de los ocho brazos expulsa una bola de la boca de uno de los ocho dragones. La bola cae en la boca de la rana correspondiente, situada debajo.
Los dragones y las ranas están dispuestos según los cuatro puntos cardinales y sus interrnedios. La bola caída indica la dirección de! terremoto.

domingo, 10 de abril de 2011

No hay comentarios :

Entradas populares