EL CAMINO DE LA VICTORIA










Del carro antiguo al tanque moderno

CARRO DE COMBATE. Carros del siglo XIV con soldados armados de picas, arcos y primitivas armas de fuego





PRIMEROS CARROS BLINDADOS. Carros-fortaleza con aspilleras para el disparo que durante 14 años recorrieron Europa central (siglo XV).


EL carro de combate, que en las películas de guerra o en los programas de
noticias surge ante nosotros aplastando toda suerte de obstáculos, nos parece
fruto de la inventiva militar moderna. Pero en rigor no es así. La idea del vehículo blindado y poderoso que cruza incontenible las filas enemigas con hombres, cañones y proyectiles es mucho más antigua.

El primer carro de combate acorazado, propiamente dicho, se debió a la iniciativa de Cuido da Vigevano en Francia en 1335, y el primer diseño conocido fue realizado por Leonardo de Vinci en 1484.

Pero incluso antes de Leonardo ya se habían utilizado en guerra carruajes blindados con efectos devastadores. Su gran innovador fue Juan Ziska, dirigente de los protestantes husitas de Bohemia. En 1420, Segismun-
do, emperador del Sacro Romano Imperio, invadió a los husitas, pero Ziska lo aguardaba con un arma secreta. Se trataba del carro-fortaleza, un pesado vehículo protegido con planchas de hierro y arrastrado por un tiro de caballos. Tenía aspilleras en los flancos, por donde los soldados disparaban sus ballestas y armas de fuego.

La fortaleza móvil

La táctica de Ziska fue sorprendentemente original. Los carros-fortaleza llevaban a cabo complicadas maniobras a galope tendido, envolviendo a los adversarios con su movilidad y rapidez. Si había de defenderse, Ziska desplegaba sus carros-fortaleza como un general moderno sus carros de combate.

Atrincheradas detrás de una zanja y unidas por cadenas, las fortalezas móviles de Ziska constituían un formidable obstáculo ante cualquier avanzada. El caudillo husita, con sólo 25.000 hombres, destrozó las tropas de Segismundo que ascendían a 200.000. En los 14 años siguientes, los husitas asolaron Europa central, ganando 50 batallas.
Cuatro siglos más adelante, en 1855, se dio otro paso decisivo en la historia del carro blindado, al patentar un inglés llamado Cowan cierto vehículo en forma de tortuga movido a vapor. En 1899, otro sujeto, conocido por el nombre de F. R. Simms, acopló una ametralladora a un ciclomotor blindad de cuatro ruedas. Tres años más tarde se exhibía en el Palacio de Cristal de Londres un vehículo blindado, en forma de pequeña embarcación, con ametralladoras.

El tanque y las trincheras

El último carro de combate, el tanque moderno, con sus bandas de rodamiento, blindaje pesado y armas, fue inventado por Ernest Swinton en 1915 y utilizado contra los alemanes en la primera guerra mundial. Se trataba del procedimiento obvio para salir del punto muerto al que se había llegado con la guerra de trincheras. Sin embargo, no se construyeron en número suficiente para que se apreciara alguna diferencia.

Los primeros tanques partieron para Francia en 1916, y recibieron ese nombre porque sus embalajes llevaban la inocente etiqueta de TANQUES DE AGUA.

jueves, 14 de abril de 2011

No hay comentarios :

Entradas populares