El tanque más grande del mundo









GIGANTE, VICTIMA DE SU CORPULENCIA

RATON CON PROBLEMAS DE PESO. El nuevo tanque de Hitler parecía omnipotente, pero destrozaba las carreteras, batía los cristales de las ventanas y se hundía en terreno húmedo.


EL TANQUE más pesado del  mundo arrojaba 180 toneladas, y medía casi seis metros de altura. Su blindaje frontal tenía un grosor de 30,5 centímetros. Fue construido por Hitler en el año 1944 y llamado en código Ratón, tras haber sido destrozada en el frente soviético la división acorazada  del  ejército alemán.

El führer comprendió que nunca podría competir con la ingente masa de tanques soviéticos que entonces se oponían a sus fuerzas. La inmensa producción de las factorías rusas señalaría aún más la diferencia.
Transmitió instrucciones al doctor Porsche, creador del Volkswagen, para que preparase un vehículo blindado de gran potencia ofensiva y de tal magnitud que resultase invulnerable.
Para mover su enorme mole, alojaba un motor diese! de 1.500 HP, que accionaba un generador eléctrico. Este alimentaba otros dos motores, situados uno en cada cubo de las gigantescas bandas de rodamiento del monstruo.

El Ratón era completamente impermeable con sus escotillas cerradas. Podía cruzar por el fondo de un río de 12 metros de profundidad con su motor diese! apagado para ahorrar energía, alimentados los motores de las bandas con un cable unido a otro tanque en la orilla. Una vez vadeado el río, los papeles se invertían, para que cruzase también el segundo tanque. 

Pero el peso y el tamaño fueron la ruina del Ratón. Su velocidad no llegaba a los 20 kilómetros por hora y a su marcha destrozaba e! firme de las carreteras. Sus vibraciones rompían los cristales de las viviendas en todas las poblaciones por donde transitaba.

Además se hundía en todos los terrenos, excepto en los muy secos, a pesar de que sus bandas medían un metro de anchura. Por todo ello, el proyecto fue abandonado

viernes, 15 de abril de 2011

No hay comentarios :

Entradas populares