La increíble Desfibrilación










Desfibrilador
El desfibrilador es un instrumento capaz de transmitir descargas eléctricas; se puede emplear en urgencias médicas, en pacientes con parada cardiaca o fibrilación ventricular (patología que puede dar lugar a una parada cardiaca) y para regular el latido en caso de taquicardia ventricular. El instrumento está formado por un generador de corriente y dos electrodos (o palas, visibles en la imagen), que se colocan sobre el tórax. En la práctica se suele suministrar un máximo de tres descargas, después de cada una de las cuales se comprueba la presencia de latido cardiaco; si el paciente sufre parada cardiaca, se puede practicar la reanimación avanzada mediante la administración de fármacos junto a la realización del masaje cardiaco y la puesta en marcha de un nuevo ciclo de tres descargas.


Desfibrilación, uso de un estímulo eléctrico para restablecer el ritmo cardiaco normal en caso de un latido caótico. La fibrilación puede ocurrir en muchas clases de enfermedades cardiacas; el músculo cardiaco se contrae de manera irregular y el corazón deja de trabajar como una bomba eficaz. Para detener la fibrilación y restaurar el latido normal se aplican dos placas a la pared del pecho y se descargan uno o más shocks eléctricos de un determinado voltaje.
A algunos pacientes con arritmia se les puede implantar en la cavidad torácica un desfibrilador, que, en caso de detectar una fibrilación, emite impulsos eléctricos. Éstos son transmitidos por hilos conductores que pasan por las venas a la parte derecha del corazón con el fin de revertir la situación.

miércoles, 6 de abril de 2011

No hay comentarios :

Entradas populares