Distintas especies de ranas










Rana de Darwin
Rhinoderma darwini

Esta rana chilena, descubierta por Charles Darwin en su famoso viaje a América del Sur, tiene una extraña forma de reproducirse. La hembra pone tan sólo de 20 a 40 huevos, que son custodiados por varios machos. Cuando los renacuajos empiezan a moverse en el interior de los huevos, cada uno de los machos traga unos pocos y los deposita en sus sacos vocales, que le llegan hasta las patas. Allí, los renacuajos eclosionan y crecen hasta que salen, convertidos en adultos, a través de la boca del padre adoptivo.


Rana de cabeza plateada
Cyclorana platycephalus

Para sobrevivir en la zona árida de Australia Interior, esta rana se entierra 1 m bajo tierra. Una vez hecho su nido, la rana de cabeza plateada se despoja de su piel exterior y crea un saco que le ayuda a prevenir la evaporación. Su vejiga puede retener el 50% del peso de su cuerpo en agua. Durante las lluvias, la rana asciende a la superficie para reproducirse y luego vuelve al interior para esperar las próximas lluvias, que podrían producirse meses después.

Rana de las flechas
La rana de las flechas tiene poderosas toxinas en la piel que producen parálisis e incluso la muerte en los depredadores que las ingieren. Ciertos pueblos de América del Sur usan el veneno para la caza y lo adquieren frotando la punta de las flechas en la piel de este animal. Su manipulación descuidada puede tener efectos graves si la mucosidad del animal entra en contacto con heridas, arañazos o con las membranas mucosas.

Rana verde comestible
Las ranas se diferencian de los sapos por la piel, casi siempre lisa y sin verrugas, y por las patas posteriores, más largas y mejor adaptadas al salto.




Rana arborícola de ojos rojos
Es una de las muchas especies de ranas arborícolas de las pluvisilvas que tienen almohadillas adherentes en los dedos. Esta modificación les permite adherirse al envés de las hojas y trepar por los troncos de los árboles y otras superficies con cierta facilidad. Tras aparearse, la hembra pone sus huevos en el envés de una hoja que cuelga sobre el agua. Al eclosionar éstos, los renacuajos caen al agua y comienzan a nadar.

Rana de cristal
Centrolenella vireovittata

El vientre de esta rana es translúcido, lo que permite ver sus órganos internos, incluido su diminuto corazón. La rana de cristal, que vive en los árboles de Centroamérica y de América del Sur, mide poco más de 3 cm de largo. Pone sus huevos, formando una masa gelatinosa, sobre hojas situadas encima de corrientes rápidas. Después de la eclosión, los renacuajos saltan de las hojas y se entierran en la grava del fondo del agua.


Rana de Hamilton
Leiopelma hamiltoni

Esta rana, muy primitiva y muy escasa, es originaria de las altas montañas de Nueva Zelanda. Mide menos de 5 cm de largo y puede sobrevivir a temperaturas acuáticas inferiores a los 4 °C, lo que no es corriente entre los animales de sangre fría. Esta rana, el último superviviente de un antiguo orden, resultado de milenios de aislamiento y de vida insular, no tiene orejas, no emite ruidos, no pasa por el estado de renacuajo antes de convertirse en rana y tiene vértebras como las de un pez.


Rana verde
El color del cuerpo de esta rana oscila entre el pardo o bronce y el verde, y habita en los pantanos, arroyos, lagos y estanques de la parte oriental de América del Norte. La rana verde escapa de los depredadores saltando grandes distancias con sus desarrolladas patas traseras.



Ranas europeas
La mayor parte de las ranitas, como la pequeña ranita de san Antonio, Hyla arborea, son arborícolas; los dedos terminan en ventosas adaptadas a este modo de vida.


jueves, 5 de mayo de 2011

No hay comentarios :

Entradas populares