Realmente WaIter Raleigh tendió su capa al paso de Isabel I de Inglaterra









WaIter Ralei
SUPREMA GALANTERIA. Se dice que Walter Raleigh lanzó su capa a los pies de Isabel I de Inglaterra.

WaIter Raleigh tendió su capa al paso de Isabel I de Inglaterra.
El gallardo joven estaba entre la multitud cuando la reina de Inglaterra pasaba con su séquito. Ella vaciló cuando se hallaba muy cerca de él. Interceptaba el camino un charco de barro. Walter
Raleigh tendió inmediatamente su capa sobre el suelo, y la reina, conmovida por la cortesía, miró con una sonrisa a su galante valedor y pisó sobre ella.
Se trata de una de las anécdotas más celebradas de la historia de Inglaterra; pero su gran inconveniente es que no tiene fundamento.
Se cree que el encuentro fue pura invención del historiador Thomas Fuller (1608-1661), quien gustaba de incluir falsos episodios entre hechos. monótonos para animar sus narraciones. Pero nadie se cuestionó su veracidad desde que Walter Scott 10 incluyó en su novela Kenilworth (1821), donde Raleigh jura que nunca cepillará su capa. La reina, que apreció el cumplido, dijo a Raleigh que se entrevistase con el encargado de su guardarropa, quien le entregaría «un traje del más moderno corte».
También se asegura que Raleigh introdujo las patatas en Inglaterra en 1586. Sin embargo, no se conoce un solo relato de la época que confirme esta suposición. John Gerard, en su libro Herball (1597), se refiere a un tal C. Clusius que cultivaba patatas en Italia en 1585. El tubérculo obtuvo popularidad inmediata y se propagó por gran parte de Europa durante la década siguiente.
Unos ingleses agradecen y otros inculpan a Raleigh por la introducción del tabaco en Inglaterra, cuando el famoso navegante regresó en 1586 de la colonia británica de Virginia. No obstante, el tabaco ya se conocía en Francia desde 1559 ó 1560, por iniciativa de lean Nicot, cuyo apellido dio origen a la palabra nicotina.




viernes, 17 de junio de 2011

No hay comentarios :

Entradas populares