Escrofulariáceas









Escrofulariáceas
Boca de dragón
La boca de dragón, perteneciente a la familia Escrofulariáceas, debe su nombre a que los pétalos conforman una especie de boca que se cierra de forma brusca cuando se separan y se sueltan.


Escrofulariáceas, nombre común de una familia de plantas, en su mayor parte hierbas de las regiones templadas; su género representativo se denomina Scrophularia. Son miembros importantes de esta familia: la calceolaria, la digital (véase Digitalis) y la boca de dragón. De la digital común se extrae el medicamento cardiaco llamado también digital.
La familia de las Escrofulariáceas incluye cerca de 200 géneros y más de 4.000 especies representadas principalmente en las zonas templadas. Se trata de un grupo amplio y mal caracterizado en lo que se refiere a las formas vegetativas y florales, con abundantes excepciones a la descripción general que se da a continuación: hojas simples y opuestas; flores completas, es decir, con todas las piezas básicas; cuatro a seis pétalos soldados entre sí, al menos por la base, que forman una corola tubular; ovario súpero que al madurar forma una cápsula o una baya. Algunas especies tienen importancia ornamental (Calceolaria, Hebe, Wisteria) o medicinal, por la presencia de mucílagos (Verbascum sp.) o heterósidos cardiotónicos (Digitalis sp.)
Otras familias importantes del orden al que pertenecen las Escrofulariáceas son las Bignoniáceas, que comprende unos 100 géneros y 800 especies, en su mayoría árboles, bejucos y arbustos tropicales; las Gesneriáceas, con 150 géneros y 2.000 especies, casi todas plantas tropicales herbáceas; la familia del acanto, con 250 géneros y 2.500 especies de arbustos tropicales, y las Oleáceas, con 24 géneros y 900 especies de árboles y arbustos. En el orden hay plantas de porte muy variado, desde carnívoras acuáticas (como el género Utricularia de la familia Lentibulariaceae) con tallos muy delgados (véase Plantas insectívoras) hasta enredaderas y gigantescos árboles tropicales de 50 m de altura. También son variables las partes de las plantas; así, las flores y los frutos de uno de los géneros de la familia de las Escrofulariáceas miden cerca de 1 mm de longitud, mientras que los frutos de los árboles de la familia Bignoniáceas tienen casi 1 m de largo.
La jacarandá, una planta de la familia de las Bignoniáceas, es nativa de la América tropical y se cultiva mucho como ornamental en las regiones cálidas y húmedas de todo el mundo. Entre las trepadoras ornamentales cabe citar algunas especies herbáceas de la familia del acanto y las enredaderas de la familia de las Bignoniáceas. El lilo y el jazmín pertenecen a la familia del olivo (Oleáceas). El sésamo es una importante especie oleaginosa.
Varios miembros de este orden son parásitos perjudiciales para la agricultura. Se fijan a las raíces de la planta hospedante y extraen de ellas el agua y los minerales; unas especies sintetizan los compuestos orgánicos (semiparásitas), mientras que otras dependen por completo de la planta parasitada (holoparásitas), pues carecen de pigmentos fotosintéticos. El jopo, un holoparásito, ataca a las patatas y otras plantas de valor alimenticio. Varios géneros de la familia de las Escrofulariáceas parasitan las raíces de gramíneas de importancia agrícola, como maíz, arroz, sorgo y caña de azúcar, y de especies de otras familias, como maní y soja.
Clasificación científica: la familia de las Escrofulariáceas (Scrophulariaceae) pertenece al orden Escrofulariales. El género representativo es Scrophularia. La digital común o dedalera es la especie Digitalis purpurea. La paulonia (Paulownia tomentosa) es una especie arbórea de esta familia. Las especies parásitas o semiparásitas pertenecen a los géneros Euphrasia, Melampyrum y Rhinanthus. Los jopos son especies del género Orobanche, perteneciente a la familia de las Orobancáceas (Orobancaceae).

miércoles, 7 de septiembre de 2011

No hay comentarios :

Entradas populares