Bradicardia









Bradicardia

Bradicardia, descenso del ritmo cardiaco por debajo de 60 latidos por minuto.
Puede ser fisiológica o patológica. La bradicardia fisiológica constitucional es habitualmente leve y hereditaria. En la bradicardia fisiológica por entrenamiento intensivo de resistencia (atletismo de fondo, ciclismo en carretera, natación) se ensanchan las cavidades cardiacas y se hipertrofia el músculo miocárdico, de modo que su volumen de eyección (cantidad de sangre que el corazón impulsa en cada latido) es muy grande y no ha de aumentar en exceso la frecuencia durante el esfuerzo. En reposo, por tanto, sobra volumen de sangre bombeado y automáticamente baja la frecuencia (hasta 30-35 latidos por minuto).
Las bradicardias patológicas se llaman bradiarritmias (véase Arritmia). En las enfermedades del nodo sinusal baja patológicamente su frecuencia; ésta se trata con marcapasos. En las alteraciones de la conducción de impulsos está lesionado el fascículo de His (véase Corazón) y las aurículas laten más rápido que los ventrículos (bloqueos auriculoventriculares de primer a tercer grado); éstas se tratan con medicación o marcapasos. En los bloqueos de rama el defecto de conducción se sitúa en uno de los fascículos ventriculares, y la contracción de ese ventrículo se retrasa produciendo alteraciones en los flujos de sangre y en la señal electrocardiográfica.

miércoles, 26 de octubre de 2011

No hay comentarios :

Entradas populares