Halo









El asombroso Halo
Halo
El halo es un fenómeno de refracción de la luz debido a la existencia de cristales de hielo en la atmósfera. La forma más común de halo es un anillo de luz coloreada que rodea el disco del cuerpo celeste.

Halo, fenómeno de refracción de la luz producido por la existencia de cristales de hielo en la atmósfera, entre el observador y el Sol o la Luna. La forma más común de halo es un anillo de luz coloreada que rodea el disco del Sol o el de la Luna. Los cristales de hielo atmosféricos producen una desviación de la luz del Sol o de la Luna formando un ángulo hacia el observador de 22°. Así, el halo forma un anillo con un radio de 22°. A veces se distingue un segundo halo causado por la refracción de los cristales de hielo alrededor del halo principal a una distancia de 46° del centro del Sol o de la Luna. También se pueden ver imágenes luminosas que se asemejan al disco del Sol; se llaman parahelios o “falsos soles”, y se distinguen, en ocasiones, a 22° del Sol en dirección vertical u horizontal.
Los halos son mayores que las coronas que se ven alrededor del Sol en tiempo brumoso. Las coronas se producen por la difracción de la luz al atravesar las partículas de agua en la atmósfera. Las coronas son semejantes al fenómeno del arco iris y al de los arcos de luz blanca o amarillenta. Estos últimos tienen lugar cuando la luz del Sol choca con un banco de niebla, produciendo un arco luminoso de 40° desde el centro del Sol. Véase Meteorología; Óptica.

lunes, 10 de octubre de 2011

No hay comentarios :

Entradas populares