Duela










La asombrosa 
Duela

Duelas de la sangre
Duelas de la sangre
Esta microfotografía muestra las duelas intestinales adultas, Schistosoma mansoni, una de las especies que produce la enfermedad llamada esquistosomiasis. Los machos son gruesos y azules; las hembras delgadas y claras. La duela de la sangre es un tipo de gusano plano. En su forma larvaria entran en la sangre de personas o animales que han estado expuestos a agua contaminada en climas tropicales y subtropicales, y ponen sus huevos en el interior del huésped. En los seres humanos, los síntomas son diarrea, inflamación y hemorragias, pero varían en función de la especie de duela y la parte del cuerpo infectada. Sin tratamiento, la enfermedad puede ser fatal.

Duela, nombre común de los miembros pertenecientes a dos clases de gusanos planos parásitos.

2
CARACTERÍSTICAS
Todas las duelas son parásitas. Su tamaño varía entre 0,2 y 165 mm; en la mayoría de las especies el cuerpo es plano y alargado, aunque algunas duelas de la sangre son casi cilíndricas. La presencia de un tracto digestivo, órganos sensoriales especializados y, en la mayoría de las especies, de fases de vida libre, las aproxima más en su historia evolutiva a los gusanos planos de vida libre que a los parásitos. La boca de la duela está situada en la cara inferior del animal y, en la mayoría de las especies, cerca del borde delantero. Unas ventosas musculares sirven para que la duela se fije sobre su huésped; en las especies que son parásitos externos (ectoparásitos), estas ventosas a menudo van armadas de garfios. La mayoría de las especies son hermafroditas —es decir, en cada individuo hay órganos sexuales masculinos y femeninos. Las duelas que son parásitos externos de otros organismos tienen un desarrollo sencillo; las especies que son parásitos internos (endoparásitos) experimentan a menudo un desarrollo complejo que requiere varios huéspedes para llevar a término su ciclo vital.

3
DUELA DEL HÍGADO DEL CORDERO: CICLO VITAL
Una especie endoparásita, la llamada duela del hígado del cordero, produce una enfermedad en los corderos, las cabras y el ganado vacuno llamada distomatosis hepática. La enfermedad produce una elevada tasa de mortalidad y es con frecuencia epidémica en Europa y Australia. La duela del cordero mide unos 2,5 cm de longitud y tiene un pigmento rojo oscuro, similar al color del hígado en el que vive. Los huevos abandonan el organismo del animal a través de las heces y, si éstas van a parar a alguna masa o corriente de agua, se abren para liberar larvas ciliadas, llamadas miracidios, que nadan en el agua hasta que encuentran un caracol en el que desarrollarse. La larva se abre camino hasta la glándula digestiva (hígado) del caracol y adopta forma de espora o esporocisto. En el interior del esporocisto se producen por gemación cuerpos llamados redias. Estos producen más cuerpos que a continuación producen nuevas formas larvarias llamadas cercarias. La cercaria emerge del caracol y se adhiere a algún objeto o vegetación, donde se enquista y permanece hasta que un cordero o algún otro mamífero la ingiere. Cuando esto ocurre, la pared del quiste se disuelve y la larva, llamada metacercaria, emigra al hígado del huésped, donde se transforma en una duela adulta.

4
CLASE TREMÁTODOS Y CLASE MONOGENEOS
Ciclo vital de la duela humana de la sangre
Ciclo vital de la duela humana de la sangre
Las duelas del género Schistosoma parasitan a dos hospedantes. La larva abandona el huevo en un río o una charca y penetra en un tipo específico de caracol de agua en cuyo interior se transforma en una larva llamada cercaria. Cuando la cercaria abandona el caracol, perfora la piel del hospedante humano mientras se encuentra en aguas infestadas. El gusano adulto madura en la sangre del hospedante y se asienta en las venas abdominales. Los huevos, que deposita en la túnica del intestino y en la vejiga, vuelven al agua con la orina y las heces, y el ciclo comienza de nuevo. La esquistosomiasis afecta a más de 200 millones de personas en todo el mundo; la enfermedad se caracteriza por abscesos y hemorragias provocadas por la infestación.

La mayor parte de las duelas monogenéticas (pertenecientes a la clase Monogeneos) son ectoparásitas, mientras que todas las duelas pertenecientes a la clase Trematodos son endoparásitas. Las especies endoparásitas viven en casi todas las partes del mundo en las que pueden prosperar sus huéspedes. En su forma adulta, son parásitas de muchas especies de animales vertebrados. Cada especie de duela tiene un huésped específico (sólo puede parasitar unos cuantos vertebrados emparentados). Las duelas llamadas de la sangre infestan los vasos sanguíneos de los seres humanos, causando una enfermedad muy extendida y grave, la esquistosomiasis, también conocida como bilharziosis.
Las duelas monogenéticas son parásitas generalmente de las branquias y superficies externas de peces marinos y de agua dulce. Presentan desarrollo directo con un único hospedador y larvas ciliadas de vida libre que reciben el nombre de oncomiracidios.
Clasificación científica: las duelas componen la clase Trematodos (Trematoda) y la clase Monogeneos (Monogenea). El nombre científico de la duela del hígado del cordero es Fasciola hepatica. Las duelas conocidas como duelas de la sangre pertenecen al género Schistosoma. Tanto la duela del hígado del cordero como las duelas de la sangre pertenecen a la clase Trematodos.

martes, 12 de junio de 2012

No hay comentarios :

Entradas populares