El Sistema digestivo humano










Sistema digestivo
Los órganos del sistema digestivo descomponen el alimento en sustancias más sencillas, para que puedan ser absorbidas por la corriente sanguínea. Esos órganos también eliminan la materia no digerible y los productos de desecho del cuerpo a través de la excreción.
Haga clic sobre las palabras en rojo para obtener más información sobre las partes del sistema digestivo.

Boca
La digestión comienza en la boca, donde los alimentos son divididos en partículas más pequeñas por medio de la masticación. La saliva contiene agua y secreciones lubricantes, que humedecen los alimentos y ayudan a la deglución, y una enzima llamada amilasa, que ayuda a la digestión del almidón. Los músculos de la garganta permiten tragar los alimentos, que descienden por la faringe y luego por un tubo muscular, llamado esófago, para, posteriormente, entrar en el estómago.

Hígado
Al abandonar el intestino delgado, la sangre se dirige al hígado, una glándula grande, localizada en la parte superior derecha del abdomen. El hígado elimina de la sangre los nutrientes absorbidos y los almacena o los convierte en productos necesarios para el organismo. Por ejemplo, el hígado puede convertir glucosa en glucógeno, una forma de almidón que puede ser almacenada y liberada más tarde como glucosa, cuando el cuerpo necesita combustible para producir energía. El hígado también puede segregar glucosa directamente en la sangre para su uso inmediato como combustible, convertir glucosa en proteínas para su uso en la reconstrucción de tejidos corporales deteriorados o transformar la glucosa en grasa para su almacenamiento como energía potencial. El hígado también retira de la sangre las sustancias extrañas y perjudiciales.

Intestino grueso
Los alimentos que no son absorbidos por la corriente sanguínea en el intestino delgado pasan al intestino grueso. Las paredes del intestino grueso absorben agua de los alimentos sin digerir, dejando unos desechos semisólidos llamados heces. Esos productos de desecho son excretados del cuerpo humano a través del recto y el ano.

Estómago
El estómago es una bolsa dilatable, situada en la cavidad abdominal, que segrega jugo gástrico, el cual contiene pepsina, una enzima que actúa sobre las proteínas; ácido clorhídrico, que mata a los microorganismos que puedan haber sido ingeridos con los alimentos; y moco que cubre el estómago y lo protege de los efectos del jugo gástrico. Algunos componentes de los alimentos, como los azúcares simples y el alcohol, pueden ser absorbidos directamente a través de la pared del estómago, pero la mayoría de los alimentos pasan sin digerir desde el estómago al intestino delgado.

Intestino delgado
Una vez que el alimento abandona el estómago, entra en el intestino delgado. El alimento es digerido, entonces, con la ayuda de enzimas procedentes del páncreas y de la bilis, procedente del hígado. La pared del intestino delgado tiene muchas proyecciones pequeñas, en forma de dedo, llamadas vellosidades. Los capilares de las vellosidades absorben los nutrientes de los alimentos digeridos y los incorporan a la corriente sanguínea.

viernes, 31 de agosto de 2012

El aparato respiratorio del cuerpo humano










El aparato respiratorio
El aparato respiratorio está compuesto por los pulmones, un par de órganos elásticos situados en la cavidad torácica o tórax, y los tubos de aire que conducen hasta ellos. El aire que entra en los pulmones proporciona oxígeno a las células del organismo. El aire expulsado de los pulmones elimina el dióxido de carbono del organismo. En el proceso de la respiración, el aire entra en el sistema respiratorio a través de la nariz o la boca. Pasa entonces a través de la laringe y llega a la tráquea. En el centro del pecho aproximadamente, la tráquea se divide en dos tubos, los bronquios derecho e izquierdo. El bronquio derecho se divide en tres ramas, que llevan el aire a los tres lóbulos del pulmón derecho. El bronquio izquierdo se bifurca en dos ramas, que proporcionan aire a los dos lóbulos del pulmón izquierdo.
Haga clic sobre la palabra en rojo para obtener más información sobre los pulmones.

Los Pulmones
El aparato respiratorio está compuesto por los pulmones, un par de órganos elásticos situados en la cavidad torácica o tórax, y los tubos de aire que conducen hasta ellos. El aire que entra en los pulmones proporciona oxígeno a las células del organismo. El aire expulsado de los pulmones elimina el dióxido de carbono del organismo. En el proceso de la respiración, el aire entra en el sistema respiratorio a través de la nariz o la boca. Pasa entonces a través de la laringe y llega a la tráquea. En el centro del pecho aproximadamente, la tráquea se divide en dos tubos, los bronquios derecho e izquierdo. El bronquio derecho se divide en tres ramas, que llevan el aire a los tres lóbulos del pulmón derecho. El bronquio izquierdo se bifurca en dos ramas, que proporcionan aire a los dos lóbulos del pulmón izquierdo.
Haga clic sobre la palabra en rojo para obtener más información sobre los pulmones.

Los músculos del cuerpo humano










Sistema muscular anterior
La siguiente ilustración muestra la compleja red de músculos esqueléticos del cuerpo. Los músculos esqueléticos se unen a los huesos del esqueleto y permiten los movimientos voluntarios. Un músculo esquelético se une a los huesos que constituyen la articulación, bien directamente o por medio de un tendón o una banda fibrosa llamada fascia. Los huesos se mueven cuando los músculos se contraen o se acortan en la articulación. El tamaño de un músculo depende de la función que desempeña. Cuando se requiere destreza, como en los dedos, los músculos suelen ser muy pequeños. Cuando se necesita fuerza, como en el muslo, los músculos son grandes.

Sistema muscular posterior

La siguiente ilustración muestra la compleja red de músculos esqueléticos del cuerpo. Los músculos esqueléticos se unen a los huesos del esqueleto y permiten los movimientos voluntarios. Un músculo esquelético se une a los huesos que constituyen la articulación, bien directamente o por medio de un tendón o una banda fibrosa llamada fascia. Los huesos se mueven cuando los músculos se contraen o se acortan en la articulación. El tamaño de un músculo depende de la función que desempeña. Cuando se requiere destreza, como en los dedos, los músculos suelen ser muy pequeños. Cuando se necesita fuerza, como en el muslo, los músculos son grandes.

El asombroso sistema nervioso humano










El sistema nervioso humano

El sistema nervioso humano supervisa la actividad de los otros sistemas corporales. Consta de dos secciones principales: el sistema nervioso central y el sistema nervioso periférico. El sistema nervioso central se compone del encéfalo y de la médula espinal. La red de nervios que conecta esos dos órganos con el resto del cuerpo constituye el sistema nervioso periférico. Juntos, el sistema nervioso central y el periférico, controlan las funciones voluntarias e involuntarias del organismo.

El encéfalo
El centro del sistema nervioso es el encéfalo, que se compone del tronco cerebral, el cerebelo y el cerebro. El bulbo raquídeo, que forma parte del tronco cerebral, controla funciones básicas como el ritmo de la respiración, el latido cardiaco y la actividad de los intestinos. El mesencéfalo, otra parte del tronco cerebral, controla el movimiento y contiene centros nerviosos implicados en la audición y en la vista. El cerebelo coordina el equilibrio y la locomoción. El cerebro regula las funciones mentales más elevadas, como la comprensión, la memoria, el habla, el aprendizaje, el razonamiento y las emociones. Dividido en dos hemisferios, el cerebro también contiene centros que reciben e interpretan las sensaciones del oído, la vista, el olfato y el gusto.

Médula espinal
La médula espinal, encerrada por las vértebras, se extiende desde la base del cráneo hasta la segunda vértebra lumbar. La médula espinal es un conjunto de fibras y células nerviosas que llevan los impulsos sensoriales, procedentes de las distintas regiones corporales, hasta el encéfalo, donde son registrados y evaluados. El encéfalo responde entonces enviando impulsos a través de otras fibras nerviosas de la médula espinal para estimular los músculos que están bajo el control voluntario.

jueves, 30 de agosto de 2012

El asombros esqueleto humano










Las partes del esqueleto.


El esqueleto humano es una estructura fuerte y flexible formada por 206 huesos, que soporta el cuerpo y protege los órganos internos. Además, los huesos del esqueleto almacenan calcio, un mineral esencial para la actividad de las células nerviosas y musculares. El núcleo blando del hueso, la médula ósea, es el lugar en el que se forman los glóbulos rojos, ciertos glóbulos blancos y las plaquetas. Los huesos tienen diferentes tamaños y formas, adaptados para realizar funciones específicas. El esternón, por ejemplo, es una lámina ósea que ayuda a proteger el corazón y los pulmones en el pecho. Los huesos fusionados del cráneo encierran en su interior el encéfalo. Los huesos cortos y delicados de la muñeca y la mano aumentan la destreza y proporcionan una considerable flexibilidad en los movimientos pequeños y precisos. Los huesos largos y pesados de las piernas actúan como palancas resistentes a la hora de realizar movimientos rápidos o enérgicos.

miércoles, 29 de agosto de 2012

El increíble aparato urinario










 Aparato urinario


El aparato urinario elimina los productos de desecho del organismo y ayuda a regular el agua y el equilibrio químico. Los órganos del aparato urinario incluyen los dos riñones, de forma oval, cada uno con un tubo delgado y largo llamado uréter, que conecta con la vejiga. Otro vaso tubular, la uretra, se extiende desde la vejiga al exterior del organismo.

Riñón
Los riñones son los mayores órganos excretores del cuerpo. Cada riñón está compuesto de millones de nefronas, unos tubos microscópicos que filtran la sangre. A medida que la sangre del cuerpo entra en los riñones, las nefronas retiran la urea, las sales y otros productos de desecho tóxicos formados durante el metabolismo. Los riñones producen orina para eliminar los productos de desecho. Las nefronas también absorben selectivamente proteínas, sales, glucosa, calcio y otros nutrientes. Los riñones devuelven esas sustancias nutritivas a la corriente sanguínea, para mantener una adecuada composición de la sangre. Los riñones también segregan hormonas que regulan funciones corporales como el mantenimiento de la tensión arterial y la producción de glóbulos rojos.

Vejiga
La orina sale de los riñones por los uréteres y llega hasta la vejiga, un saco muscular que almacena la orina. Cuando la vejiga está llena, los nervios envían señales para que la vejiga se contraiga y expulse la orina del cuerpo a través de la uretra.

El increíble sistema endocrino descripción










 sistema endocrino

El sistema endocrino  está formado por  varias glándulas que  que vierten  en el cuerpo humano sustancias químicas, llamadas hormonas, al flujo sanguíneo. Las hormonas son sustancias químicas  que influyen y regulan las diversas actividades como el metabolismo, el crecimiento, el desarrollo mental y el comportamiento emocional.

Glándulas paratiroides
Las glándulas paratiroides son cuatro glándulas pequeñas localizadas en el cuello, detrás de la glándula tiroides. Estas glándulas segregan una hormona que regula la concentración de calcio y de fósforo para que los huesos se mantengan en buen estado. La parathormona también influye en la contracción muscular y en la conducción de los impulsos nerviosos.

Glándulas suprarrenales
Las glándulas suprarrenales son dos glándulas pequeñas, localizadas por encima de los riñones. Están compuestas de una zona interna, llamada médula, y una parte externa, conocida como corteza. La médula segrega la hormona adrenalina, que prepara al cuerpo para enfrentarse a emergencias repentinas. La adrenalina acelera el ritmo cardiaco, aumenta la tensión arterial, hace que la sangre se coagule más deprisa y desvía la sangre del tracto intestinal a los músculos. La corteza segrega hormonas que controlan el nivel de sales y de agua en la sangre y colaboran en la regulación del metabolismo de los hidratos de carbono. Esta glándula segrega en el cuerpo  pequeñas dosis de hormonas sexuales masculinas o andrógenos. De las dos partes de las glándulas suprarrenales, solo la corteza está bajo el control de la hipófisis.

Ovarios mujeres
Las mujeres tienen unas glándulas sexuales, llamadas ovarios, que segregan unas hormonas denominadas estrógenos. Estas hormonas controlan la aparición de los caracteres sexuales secundarios femeninos, como el crecimiento de las mamas y el desarrollo de la figura. Los estrógenos, junto con ciertas hormonas de la hipófisis, se ocupan de controlar el ciclo menstrual.

Testículos hombres
Los varones tienen unas glándulas sexuales, llamadas testículos, que segregan andrógenos, las hormonas sexuales masculinas. Además de controlar la aparición de los caracteres secundarios masculinos, los andrógenos contribuyen a la producción de esperma y al desarrollo de la próstata.

Pancreas
El páncreas es una glándula larga y estrecha, parecida a una hoja, localizada en el abdomen, detrás del estómago y debajo del hígado. El páncreas segrega insulina, una hormona que favorece la entrada de glucosa en las células. Cuando se produce poca insulina, los tejidos corporales no pueden utilizar o almacenar glucosa, y se desarrolla una enfermedad conocida como diabetes mellitus.

Glándulas tiroides
La glándula tiroides está  en el cuello, es la encargada de  segregar la hormona tiroxina. La tiroxina aumenta el metabolismo corporal, el ritmo al que los alimentos son descompuestos y transformados en calor y energía. Una cantidad excesivamente baja de tiroxina en la sangre produce letargo y fatiga, mientras que una cantidad excesivamente elevada provoca hiperactividad, nerviosismo y pérdida de peso.

Hipófisis
La hipófisis es una glándula del tamaño de un guisante localizada en la base del cerebro. La hipófisis actúa como una glándula controladora maestra, segregando una serie de hormonas que activan otras glándulas.

Imágenes del aparato circulatorio










El asombroso aparato circulatorio

El aparato circulatorio proporciona oxígeno y nutrientes a los tejidos corporales y retira los productos de desecho de las células de los tejidos. Esta ilustración muestra el corazón y los diferentes tipos de vasos sanguíneos del sistema circulatorio humano. Los vasos rojos  nos muestran  la  sangre  ya oxigenada y que es   llevada  normalmente por las arterias.  En los  vasos que son azules  se  mira la  sangre  que está pobre  de  oxígeno, transportada por las venas. Los vasos finos que se ramifican a partir de las venas y las arterias son los capilares, conductos con paredes finas y permeables, que permiten el intercambio de sustancias entre la sangre y los tejidos corporales.

El corazón es una bomba muscular con cuatro cavidades. El corazón humano late con una frecuencia de unos 72 latidos por minuto. Se compone de cuatro cavidades: dos cavidades superiores llamadas aurículas y dos cavidades inferiores conocidas como ventrículos. Las cuatro válvulas del corazón aseguran que la sangre pase a cada cavidad en un solo sentido. Los impulsos eléctricos regulan el latido rítmico del corazón. El ritmo del corazón y la cantidad de sangre que pasa por él aumenta o disminuye de acuerdo con el nivel de actividad del cuerpo.

Anemocoria










La asombrosa Anemocoria


Anemocoria, dispersión del fruto o de la diáspora vegetal gracias a la acción del viento. En general no existen adaptaciones claras a este tipo de dispersión abiótica y si las hay son muy generales o inespecíficas, por lo que las plantas generalmente presentan varios medios para llevar a cabo esta labor: hidrocoria (dispersión por las corrientes de agua), mirmecocoria (dispersión realizada por las hormigas), zoocoria (dispersión por los animales, que pueden transportar las semillas en su sistema digestivo o adheridas al pelo o a las plumas), entre otros. Sin embargo, si se pueden diferenciar varios tipos de anemocoria. La diáspora puede ser expulsada de recipientes situados sobre ejes rígidos (boleoanemocoras): semillas de cápsulas (como en las Papaveráceas), o frutos de capítulos (como en la margarita, Bellis perennis). Pueden ser arrastradas por el viento, como las planeadoras o voladoras que presentan semillas con alas: las Bignoniáceas (Catalpa), las Aceráceas (Acer), las Oleáceas (Fraxinus), etc. Pueden presentar pelos seminales (Pulsatilla, Clematis) o vilanos plumosos o algodonosos (Salix, Gossypium, Strophantus, Nerium, etc.), o bien ser plantas corredoras típicas de zonas subdesérticas, como la rosa de Jericó (Anastatica hierochuntica) y muchas Quenopodiáceas.


lunes, 27 de agosto de 2012

Cerdos para alimento humano










Los asombrosos Cerdos

El cerdo es la única especie que se cría con un solo propósito, producir carne. Este prolífico animal que crece rápidamente y que se puede criar en pequeñas pocilgas y modestas granjas, es el mamífero domesticado más abundante en el este y sureste de Asia, donde el consumo de su carne supera al del resto del mundo. En Europa y en el Medio Oeste de Estados Unidos también existen importantes concentraciones de cerdos. Los cerdos son escasos o no existen tan sólo en el suroeste de Asia, donde el islam y el judaísmo prohiben comer su carne.

Del cerdo se aprovecha la piel, que se convierte en cuero, las cerdas, que se utilizan en la fabricación de cepillos, y la manteca. Los cerdos, que son animales omnívoros, se comen todo tipo de restos orgánicos y sus excrementos constituyen un fertilizante muy bueno. En Francia se utilizan cerdos con buen olfato para detectar trufas, unos hongos que crecen bajo tierra y que son muy apreciados.

En una excavación llevada a cabo recientemente en Turquía se encontraron restos de cerdos domésticos de hace aproximadamente 10.000 años, lo que indica que posiblemente el cerdo podría haber sido domesticado en la misma época que las cabras o las ovejas. Hace aproximadamente 8.000 años el cerdo salvaje de Eurasia fue domesticado de forma independiente en distintos puntos de una amplia región que se extiende desde la parte occidental de Europa hasta Japón y Taiwan, al este, y hasta la península de Malaysia, Sumatra y Java, al sureste. En la parte occidental del archipiélago Malayo, incluida Nueva Guinea, muchos de los cerdos descienden, por lo menos en parte, de otra especie salvaje, el cerdo verrugoso de Célebes.


domingo, 26 de agosto de 2012

Muralla de Adriano










La asombrosa Muralla de Adriano
Muralla de Adriano

Hacia el año 122, el emperador romano Adriano ordenó construir una muralla para proteger Britania de los ataques de los belicosos pictos. Esta barrera defensiva contaba con una serie de fuertes y torres de vigilancia.

Muralla de Adriano, antigua fortificación romana levantada en el norte de Britania. En un principio tenía 117 km, desde el golfo de Solway, en el oeste, hasta la desembocadura del río Tyne, en el este. Su función fue proteger la frontera norte de la zona romana en Britania contra los caledonios. También marcó la frontera de la jurisdicción civil romana.
El emperador Adriano ordenó su construcción hacia el 122 d.C., y el trabajo continuó hasta aproximadamente el 127 d.C. La muralla, construida de piedra en su totalidad, en su forma final tenía de 2,4 a 3 m de grosor y probablemente de 3,6 a 4,8 m de altura. Una vía militar la recorría por su cara sur, y se construyeron una serie de fuertes guarnecidos y puestos de centinela a lo largo de la muralla. Se cavó también una zanja a lo largo de su cara norte, excepto donde los riscos le daban protección natural. Los pictos rebasaron la muralla tres veces (en el 197 d.C., en el 296, y en el 367), y al final fue abandonada hacia el 400. En 1987, los restos de la muralla que se conservan, fueron declarados Patrimonio cultural de la Humanidad.

Cucaburra










Cucaburra

Cucaburra

La "risa" es uno de los rasgos distintivos de la cucaburra de Nueva Guinea, Dacelo novaeguineae. Aunque pertenece a una familia de aves piscívoras, prefiere una dieta de insectos, pequeños mamíferos y reptiles. Su pico es aplanado como el de otros martines pescadores. También difiere de sus parientes en su estrategia de apareamiento. Los descendientes adultos se convierten en ayudantes de la pareja, colaborando con sus progenitores en la alimentación y defensa de los polluelos.


Cucaburra, nombre común de cuatro especies de aves pertenecientes a la familia del martín pescador, que viven en Australia y Nueva Guinea. El cucaburra de Nueva Guinea es un ave robusta y grisácea que mide unos 46 cm, y es el miembro más grande de su familia. Se alimenta sobre todo de insectos grandes, ratones, pájaros y serpientes pequeñas. Su ronca llamada se escucha a menudo en las bandas sonoras de la televisión y el cine como tipificación de los 'sonidos de la jungla'. Originaria del este de Australia, la especie fue introducida de manera deliberada en la parte occidental del continente. Una especie ligeramente más pequeña, el cucaburra de alas azules, es propia del norte de Australia; las dos especies coinciden en Queensland. En Nueva Guinea viven dos especies más.

Clasificación científica: los cucaburras pertenecen a la familia Alcedínidos, orden Coraciformes. El nombre científico del cucaburra de Nueva Guinea es Dacelo novaeguineae y el del cucaburra de alas azules, Dacelo leachii.



sábado, 25 de agosto de 2012

Insectos escama










Insectos escama

Insecto escama algodonoso
Insecto escama algodonoso
Insecto parásito destructivo, en especial para los frutales. La fase de ninfa de este insecto daña al árbol huésped al succionar la savia de sus tallos. Al contrario que el macho, que experimenta una metamorfosis y se independiza, la hembra adulta se convierte en una criatura pequeña en forma de valva adherida al tallo de la planta. Su función es poner huevos.

Insectos escama o Cochinillas, nombre común de unas 2.000 especies de insectos presentes en todo el mundo que se adhieren en grandes números sobre la superficie de las plantas, en especial árboles, dando a éstos una apariencia escamosa. Las hembras adultas se fijan por medio de sus piezas bucales, en especial sobre tallos con corteza, y segregan una sustancia cerúlea, pulverulenta o calcárea (caliza) que les sirve de camuflaje y las aísla de los depredadores. El tamaño de los insectos escama va desde el semejante a una cabeza de alfiler hasta más de 2,5 cm de diámetro. Se encuentran entre los insectos más destructivos y son sobre todo dañinos para los frutales, cuyas ramas destruyen al chupar su savia.
En su fase de ninfa, tanto los machos como las hembras viven chupando savia. Sólo el macho experimenta una metamorfosis completa; pierde sus piezas bucales chupadoras y perforadoras y desarrolla antenas, patas y un único par de alas, convirtiéndose en un adulto móvil que no se alimenta. La hembra experimenta una degeneración; conserva sus piezas bucales, pero no desarrolla alas ni ojos y sólo conserva patas y antenas rudimentarias, convirtiéndose en un organismo casi inmóvil en forma de concha de mar que no guarda casi ningún parecido con los insectos comunes. Las hembras, que a menudo forman grandes costras sobre los árboles, ponen enormes cantidades de huevos, que protegen bajo sus cubiertas cerúleas.
Entre los insectos escama americanos está la variedad algodonosa (así llamada por la apariencia de los huevos que pone). El insecto escama algodonoso llegó desde Australia en 1868 y provocó grandes daños en los campos de cítricos californianos hasta la introducción de una mariquita (catarina o cotorrita) para ponerles freno. Los insectos escama a los que más a menudo tiene que enfrentarse el jardinero constituyen la variedad blanda. El insecto escama blando de color pardo parasita multitud de plantas de interior, de jardín y de invernadero; el hemisférico es una plaga común en los invernaderos. La cochinilla de la harina, cubre generalmente los tallos de las plantas de jardín de modo similar a como lo hacen los pulgones y se caracteriza por sus secreciones de cera blanca, similares a un moho.
Antes de la aparición de las resinas y ceras sintéticas, la secreción producida por una especie de insectos escama, la laca, se recogía en el este de Asia como ingrediente importante de la goma laca, barnices, pulimentos, lacre y otros productos resistentes al agua y la intemperie. El insecto escama rojo brillante fue antiguamente la fuente principal de un tinte.
Clasificación científica: los insectos escama pertenecen al orden Homoptera. El nombre científico del insecto escama algodonoso es Icerya purchasi; el del insecto escama blando de color pardo, Coccus hesperidium; el del insecto escama hemisférico, Saissetia coffeae; el de la laca, Laccifer lacca, y el del tinte rojo, Dactylopius coccus.


jueves, 23 de agosto de 2012

Huevo










El asombroso Huevo
Huevo amniótico en los reptiles
Huevo amniótico
El huevo amniótico de los reptiles, característico también de aves y algunos mamíferos, fue un avance evolutivo crucial para los animales terrestres. El embrión en desarrollo, protegido de la desecación, puede sobrevivir sin necesidad de agua en hábitats muy variados. La yema proporciona nutrientes y la albúmina agua y nutrientes. Los residuos se expulsan al alantoides, que es una prolongación del intestino embrionario. El oxígeno se difunde fácilmente a través de la cáscara externa del huevo; su paso al embrión está regulado por el corion.

Huevo, en biología, cuerpo casi esférico procedente de la segmentación de la célula huevo (célula resultante de la unión de gametos), y que contiene el germen de un nuevo ser y las sustancias de las cuales se nutrirá (véase Desarrollo). En alimentación, es el producto de la puesta de animales ovíparos (aves, peces, reptiles) muy consumido en todo el mundo. Los huevos tienen un elevado valor nutritivo, pues el vitelo que contienen, que debe servir de alimento al embrión en sus primeras fases de desarrollo, es muy rico en proteínas.
Los huevos de ave son los más consumidos en países industrializados, tanto en las ciudades como en el campo. Se toman pasados por agua o mollets (sólo se cuece la clara), duros (se cuecen tanto la clara como la yema), pasados por agua de modo que la clara quede blanda, al plato, escalfados (cocidos sin cáscara en un líquido hirviente), revueltos (fritos en sartén removiéndolos con otros productos), estrellados (fritos en aceite), en tortilla (mezclando clara y yema) y crudos (se toman perforando un pequeño orificio en la cáscara). Además, con ellos se elaboran numerosos platos, salsas y productos de repostería.
La yema es una solución de albúmina, una proteína de elevado valor energético, rica en los aminoácidos lisina, metionina y triptófano. La yema contiene proteínas, grasas neutras, lecitinas, colesterol, hierro y vitamina A (carotenoides). En conjunto, un huevo de gallina contiene por cada 100 g útiles (equivale aproximadamente a dos piezas sin cáscara): 160 calorías, 0,6 g de glúcidos, 11,5 g de lípidos, 12,8 g de proteínas, 74 g de agua y el resto corresponde a otros componentes (vitaminas y minerales). Pesa entre 40 y 70 g; desde el punto de vista de la relación entre contenido energético y volumen, los huevos aventajan claramente a la carne.
También se consumen huevos de pato, más ricos en grasa y más energéticos (240 calorías), de codorniz y de avestruz. Véase también Avicultura; Aves de corral; Ave.
huevo. (Del lat. ovum). m. Cuerpo redondeado, de tamaño y dureza variables, que producen las hembras de las aves o de otras especies animales, y que contiene el germen del embrión y las sustancias destinadas a su nutrición durante la incubación. || 2. huevo de la gallina, especialmente destinado a la alimentación humana. || 3. Pedazo de madera fuerte y con un hueco en el medio, que usan los zapateros para amoldar en él la suela. || 4. Cápsula de cera, de forma ovoide, que, llena de agua de olor, se tiraba por festejo en las carnestolendas. || 5. vulg. testículo. U. m. en pl. || 6. Biol. cigoto. || 7. Biol. óvulo (ǁ gameto femenino). || 8. El Salv. y Ur. Situación o tarea difícil. || 9. coloq. Ur. Persona tonta. || 10. adj. Perú. Dicho de un precio: Cómodo de pagar. || 11. Perú. Dicho de una tarea: Fácil de cumplir. || ~ batido. m. El que se toma batido con azúcar, leche, vino, etc. || ~ chimbo. m. El Salv. Refresco hecho con yema de huevo y jugo de piña. || 2. Guat. Dulce hecho de harina y huevo en forma de hojuelas. || 3. Nic. Dulce hecho de arroz, leche y azúcar en forma de bolitas bañadas en miel roja espesa. || 4. Ven. huevo quimbo. || ~ de Colón. m. Cosa que aparenta tener mucha dificultad pero resulta ser fácil al conocer su artificio. || ~ de faltriquera. m. yema (ǁ dulce). || ~ de Juanelo. m. huevo de Colón. || ~ de Pascua. m. Dulce de chocolate en forma de huevo que se come, en algunos lugares, durante la Pascua de Resurrección. || ~ de pulpo. m. liebre de mar. || ~ de zurcir. m. El de plástico, madera, etc., que se usa para zurcir medias o calcetines. || ~ duro. m. El cocido, con la cáscara, en agua hirviendo, hasta llegarse a cuajar enteramente yema y clara. || ~ en cáscara. m. huevo pasado por agua. || ~ encerado. m. El pasado por agua que no está duro. || ~ estrellado. m. huevo frito. || ~ frito. m. El que se fríe sin batirlo. || ~ huero. m. El que, por no estar fecundado por el macho, no produce cría, aunque se echa a la hembra clueca. || 2. El que por enfriamiento o por otra causa se pierde en la incubación. || ~ mejido. m. yema mejida. || ~ partenogenético. m. Biol. Óvulo que se desarrolla sin previa unión con el espermatozoide. || ~ pasado por agua. m. El cocido ligeramente, con la cáscara, sin que llegue a cuajar por completo. || ~ quimbo. m. Ur. Producto de confitería que consiste en una esfera pequeña de yema con azúcar cocida y embebida en almíbar o coñac. || ~ tibio. m. Am. huevo pasado por agua. || ~s a la perica. m. pl. Pan. huevos revueltos. || ~s al plato. m. pl. Los cuajados en mantequilla o aceite al calor suave y servidos en el mismo recipiente en que se han hecho. || ~s bobos. m. pl. Ar. Tortilla con pan rallado, aderezada en caldo. || ~s dobles. m. pl. Dulce de repostería que se hace con yemas de huevo y azúcar clarificado. || ~s dobles quemados. m. pl. Dulce semejante al anterior, que después de preparado se cuece en el estrelladero. || ~s hilados. m. pl. Composición de huevos y azúcar que forma hebras o hilos. || ~s moles. m. pl. Yemas de huevo batidas con azúcar. || ~s pericos. m. pl. Col. huevos revueltos. || ~s revueltos. m. pl. Los que se fríen en sartén revolviéndolos para que no se unan como en una tortilla. || aborrecer alguien los ~s. fr. coloq. Desistir de la buena obra comenzada, cuando se la andan escudriñando mucho, como hacen la gallina y otras aves si les manosean en el nido los huevos. || a ~. loc. adv. Dicho de vender o de costar: Muy barato. || 2. a tiro (ǁ al alcance de los deseos o intentos). || 3. coloq. Nic. por fuerza (ǁ necesariamente). || a puro ~. loc. adv. vulg. Con gran esfuerzo. || cacarear y no poner ~. fr. coloq. Prometer mucho y no dar nada. || dar con los ~s en la ceniza. fr. coloq. p. us. Echar a perder algo. || echarse alguien los ~s a tuto. fr. coloq. Nic. Afrontar con valentía una situación. || estar alguien de a ~. fr. coloq. Cuba. Estar muy mal. || 2. coloq. Guat. Estar muy bien. || freír alguien ~s. fr. coloq. Cuba. Producir un sonido con los labios para expresar que algo le molesta, o que no está de acuerdo con ello. || hacer algo de a ~. fr. coloq. Cuba. Hacer algo sin tener en cuenta las opiniones de los demás. || hacerle alguien ~s. fr. coloq. Hond. Poner mucho empeño en un trabajo. || límpiate, que estás de ~. fr. coloq. U. para notar de ilusorio lo que otra persona dice o intenta. || machacarse alguien los ~s. fr. Cuba. Aceptar con resignación una situación, una tarea o una obligación. || no comer alguien un ~ por no perder, o no tirar, la cáscara. frs. coloqs. Arg., Bol., Chile y Ur. Ser tacaño y cicatero. || parecer que alguien está empollando ~s. fr. coloq. Estar apoltronado a la lumbre, o muy metido en casa. || parecerse dos o más personas o cosas como un ~ a otro. fr. Ser iguales. || parecerse algo a otra cosa como un ~ a una castaña. fr. coloq. U. para ponderar la desemejanza de cosas que se comparan entre sí. || pasar el ~ a alguien. fr. Perú. Frotar huevo sobre su cuerpo para curarlo de un mal. || pisando ~s. loc. adv. coloq. Con excesiva lentitud, demasiado despacio. Andar, venir, ir pisando huevos. || poner alguien el ~. fr. coloq. Nic. Hacer algo contra la propia voluntad. || sacar los ~s. fr. Dicho de un ave: Empollarlos, estar sobre ellos calentándolos. || 2. Tenerlos en la estufa hasta que salgan. || ser alguien de a ~. fr. coloq. Guat. Ser muy valiente. || sórbete ese ~. expr. coloq. Denota la complacencia de que a otra persona le venga un leve daño. □ V. berenjena de ~, blanco de ~, célula ~, meaja de ~, ponche de ~.

Entradas populares