Reservas indias










Maravillas naturales: Reservas indias

Reservas indias, territorios de Estados Unidos destinados al asentamiento de determinadas tribus indias. El término tiene su origen en los acuerdos del siglo XIX, por los que las tribus cedieron todas sus tierras al gobierno de Estados Unidos, salvo aquellas parcelas 'reservadas' (origen etimológico de su denominación) para su propio uso.

2
HISTORIA
Reservas indias
A medida que aumentaba la población de ascendencia europea en la costa este de Estados Unidos y comenzaban las inmigraciones hacia el oeste, los indios fueron gradualmente desplazados a zonas más occidentales o a los territorios improductivos del este. Los colonizadores blancos conquistaron grandes áreas de las mejores tierras y relegaron a las tribus indígenas a las reservas. Éstas podían encontrarse a cientos de kilómetros de distancia de sus tierras de origen, tenían una extensión mucho menor y eran de características diferentes. Como era de esperar, tales desplazamientos solían provocar la desintegración de sus formas de vida y sus tradiciones.

Con la creación de las reservas indias, el gobierno esperaba evitar posibles enfrentamientos entre indios y colonos blancos y confinar a las tribus indias en parcelas donde poder vigilarlas. Normalmente, las tribus eran libres de vivir según sus costumbres en sus tierras siempre que se mantuvieran pacíficas. Sin embargo, cuando Estados Unidos extendió su frontera hacia el Oeste, la tierra india empezó a ser cada vez más codiciada por los colonos blancos. A consecuencia de ello, las reservas vieron reducida su extensión o fueron trasladadas a zonas más remotas.
En la década de 1880, las zonas reservadas a los indios sólo ocupaban 53,4 millones de hectáreas. Los indios tenían dificultades para sobrevivir en estas tierras y sus antiguas culturas sufrieron las consecuencias del contacto con el hombre blanco. Como solución, el gobierno, a través de la Oficina de Asuntos Indios, trató de obligarlos a asimilar el modo de vida estadounidense mediante la división de las reservas en parcelas, entregándose una por individuo para su cultivo; sin embargo, muchos de ellos vendieron o arrendaron sus parcelas a los blancos. Por ello, en 1934 los indios sólo contaban ya con el 25% de las tierras que fueron en la década de 1880 destinadas a reservas.
Aunque la mayoría de las tribus son propietarias de la tierra en la que están situadas sus reservas, el gobierno federal las posee en régimen de fideicomiso. Como tal, el gobierno debe asegurarse de la correcta administración de la tierra y de que ésta no les sea arrebatada a sus propietarios indios.

3
RESERVAS EN LA ACTUALIDAD: CONTROVERSIA Y PROBLEMAS
Algunas reservas de los estados del Oeste poseen ricos yacimientos de carbón, gas natural, uranio y petróleo. La potencia se suscita en torno a quién debe controlar el acceso a estos recursos. El gobierno fideicomisaba los acuerdos establecidos entre las tribus y las empresas energéticas. Pero las tribus insisten en su soberanía para la negociación de tales relaciones contractuales.
Aunque muchos indios consideran las reservas como la clave para la supervivencia de su cultura, la mayoría de ellas se encuentran aún en precario desarrollo económico. Durante la década de 1980, la administración del presidente Ronald Reagan alentó a las reservas para adoptar una política de progresiva privatización, favoreciendo entre otras actividades la del juego legal como fuente de ingresos.


lunes, 16 de abril de 2012

Entradas populares