Montes Apalaches










Maravillas turísticas
Montes Apalaches

Montes Apalaches, gran sistema montañoso del este de Norteamérica, casi paralelo a la costa atlántica, que se extiende desde la provincia de Quebec, en Canadá, hasta el norte de Alabama, en Estados Unidos. El sistema tiene aproximadamente 2.400 km de longitud y varía entre los 160 y los más de 480 km de ancho. Su altitud aproximada oscila entre los 460 y los 2.130 m. Las tres partes o secciones del sistema, norte, central y sur, difieren considerablemente en cuanto a edad geológica, y se formaron por una serie de movimientos tectónicos que comenzaron en el periodo ordoviciense y culminaron en el pérmico. La parte norte, constituida por las Green Mountains y las White Mountains, las tierras altas de Maine, las montañas Shickshock, y las Notre Dame de Quebec, termina en las colinas de Terranova. Las principales sierras de la zona central son los montes Catskill, los Allegheny o Alleghenies, y la Blue Ridge o montañas Azules, principal elevación de los Apalaches. Los montes Apalaches comienzan en South Mountain, Pennsylvania, se extienden al suroeste con alturas cada vez superiores a través de Virginia y la parte oeste de Carolina del Norte. Ahí se dividen, continuando la rama septentrional hacia Georgia con el nombre de Great Smoky Mountains, un ancho macizo montañoso en la frontera entre Carolina del Norte y Tennessee. El último grupo de montañas que culmina la Blue Ridge es conocido como las Black Mountains. El pico más alto de los Apalaches, el Mitchell, y muchos otros por encima de los 1.829 m de altitud, están incluidos en este grupo. Del sur de los Apalaches, la principal extensión, que desde el valle del New River en Virginia y Virginia Occidental se adentra en Alabama, es la meseta y las montañas Cumberland. La elevación media en esta zona es de 600 m aproximadamente.
Los montes Apalaches están densamente arbolados y poseen yacimientos de hierro, antracita, carbón bituminoso, cinc, pizarra, piedras calizas, amianto, mica, granito y esmeril. Los yacimientos de carbón pueden encontrarse a lo largo de toda la vertiente occidental, al suroeste de Nueva York, el oeste de Pennsylvania, Virginia Occidental, Kentucky y Tennessee.
A través de los Apalaches se abren camino numerosos ríos. Entre los más importantes están el Connecticut, el Hudson, el Delaware, el Schuylkill, el Susquehanna, el Potomac, el James, y el Rappahannock (que fluyen hacia el este o el sureste), y el Cumberland, el Kanawha, el Allegheny, el Monongahela, el Tennessee y otros (que fluyen hacia el oeste).



viernes, 18 de mayo de 2012

Entradas populares