Anemocoria










La asombrosa Anemocoria


Anemocoria, dispersión del fruto o de la diáspora vegetal gracias a la acción del viento. En general no existen adaptaciones claras a este tipo de dispersión abiótica y si las hay son muy generales o inespecíficas, por lo que las plantas generalmente presentan varios medios para llevar a cabo esta labor: hidrocoria (dispersión por las corrientes de agua), mirmecocoria (dispersión realizada por las hormigas), zoocoria (dispersión por los animales, que pueden transportar las semillas en su sistema digestivo o adheridas al pelo o a las plumas), entre otros. Sin embargo, si se pueden diferenciar varios tipos de anemocoria. La diáspora puede ser expulsada de recipientes situados sobre ejes rígidos (boleoanemocoras): semillas de cápsulas (como en las Papaveráceas), o frutos de capítulos (como en la margarita, Bellis perennis). Pueden ser arrastradas por el viento, como las planeadoras o voladoras que presentan semillas con alas: las Bignoniáceas (Catalpa), las Aceráceas (Acer), las Oleáceas (Fraxinus), etc. Pueden presentar pelos seminales (Pulsatilla, Clematis) o vilanos plumosos o algodonosos (Salix, Gossypium, Strophantus, Nerium, etc.), o bien ser plantas corredoras típicas de zonas subdesérticas, como la rosa de Jericó (Anastatica hierochuntica) y muchas Quenopodiáceas.


lunes, 27 de agosto de 2012

Entradas populares