El asombros esqueleto humano










Las partes del esqueleto.


El esqueleto humano es una estructura fuerte y flexible formada por 206 huesos, que soporta el cuerpo y protege los órganos internos. Además, los huesos del esqueleto almacenan calcio, un mineral esencial para la actividad de las células nerviosas y musculares. El núcleo blando del hueso, la médula ósea, es el lugar en el que se forman los glóbulos rojos, ciertos glóbulos blancos y las plaquetas. Los huesos tienen diferentes tamaños y formas, adaptados para realizar funciones específicas. El esternón, por ejemplo, es una lámina ósea que ayuda a proteger el corazón y los pulmones en el pecho. Los huesos fusionados del cráneo encierran en su interior el encéfalo. Los huesos cortos y delicados de la muñeca y la mano aumentan la destreza y proporcionan una considerable flexibilidad en los movimientos pequeños y precisos. Los huesos largos y pesados de las piernas actúan como palancas resistentes a la hora de realizar movimientos rápidos o enérgicos.

miércoles, 29 de agosto de 2012

El increíble aparato urinario










 Aparato urinario


El aparato urinario elimina los productos de desecho del organismo y ayuda a regular el agua y el equilibrio químico. Los órganos del aparato urinario incluyen los dos riñones, de forma oval, cada uno con un tubo delgado y largo llamado uréter, que conecta con la vejiga. Otro vaso tubular, la uretra, se extiende desde la vejiga al exterior del organismo.

Riñón
Los riñones son los mayores órganos excretores del cuerpo. Cada riñón está compuesto de millones de nefronas, unos tubos microscópicos que filtran la sangre. A medida que la sangre del cuerpo entra en los riñones, las nefronas retiran la urea, las sales y otros productos de desecho tóxicos formados durante el metabolismo. Los riñones producen orina para eliminar los productos de desecho. Las nefronas también absorben selectivamente proteínas, sales, glucosa, calcio y otros nutrientes. Los riñones devuelven esas sustancias nutritivas a la corriente sanguínea, para mantener una adecuada composición de la sangre. Los riñones también segregan hormonas que regulan funciones corporales como el mantenimiento de la tensión arterial y la producción de glóbulos rojos.

Vejiga
La orina sale de los riñones por los uréteres y llega hasta la vejiga, un saco muscular que almacena la orina. Cuando la vejiga está llena, los nervios envían señales para que la vejiga se contraiga y expulse la orina del cuerpo a través de la uretra.

El increíble sistema endocrino descripción










 sistema endocrino

El sistema endocrino  está formado por  varias glándulas que  que vierten  en el cuerpo humano sustancias químicas, llamadas hormonas, al flujo sanguíneo. Las hormonas son sustancias químicas  que influyen y regulan las diversas actividades como el metabolismo, el crecimiento, el desarrollo mental y el comportamiento emocional.

Glándulas paratiroides
Las glándulas paratiroides son cuatro glándulas pequeñas localizadas en el cuello, detrás de la glándula tiroides. Estas glándulas segregan una hormona que regula la concentración de calcio y de fósforo para que los huesos se mantengan en buen estado. La parathormona también influye en la contracción muscular y en la conducción de los impulsos nerviosos.

Glándulas suprarrenales
Las glándulas suprarrenales son dos glándulas pequeñas, localizadas por encima de los riñones. Están compuestas de una zona interna, llamada médula, y una parte externa, conocida como corteza. La médula segrega la hormona adrenalina, que prepara al cuerpo para enfrentarse a emergencias repentinas. La adrenalina acelera el ritmo cardiaco, aumenta la tensión arterial, hace que la sangre se coagule más deprisa y desvía la sangre del tracto intestinal a los músculos. La corteza segrega hormonas que controlan el nivel de sales y de agua en la sangre y colaboran en la regulación del metabolismo de los hidratos de carbono. Esta glándula segrega en el cuerpo  pequeñas dosis de hormonas sexuales masculinas o andrógenos. De las dos partes de las glándulas suprarrenales, solo la corteza está bajo el control de la hipófisis.

Ovarios mujeres
Las mujeres tienen unas glándulas sexuales, llamadas ovarios, que segregan unas hormonas denominadas estrógenos. Estas hormonas controlan la aparición de los caracteres sexuales secundarios femeninos, como el crecimiento de las mamas y el desarrollo de la figura. Los estrógenos, junto con ciertas hormonas de la hipófisis, se ocupan de controlar el ciclo menstrual.

Testículos hombres
Los varones tienen unas glándulas sexuales, llamadas testículos, que segregan andrógenos, las hormonas sexuales masculinas. Además de controlar la aparición de los caracteres secundarios masculinos, los andrógenos contribuyen a la producción de esperma y al desarrollo de la próstata.

Pancreas
El páncreas es una glándula larga y estrecha, parecida a una hoja, localizada en el abdomen, detrás del estómago y debajo del hígado. El páncreas segrega insulina, una hormona que favorece la entrada de glucosa en las células. Cuando se produce poca insulina, los tejidos corporales no pueden utilizar o almacenar glucosa, y se desarrolla una enfermedad conocida como diabetes mellitus.

Glándulas tiroides
La glándula tiroides está  en el cuello, es la encargada de  segregar la hormona tiroxina. La tiroxina aumenta el metabolismo corporal, el ritmo al que los alimentos son descompuestos y transformados en calor y energía. Una cantidad excesivamente baja de tiroxina en la sangre produce letargo y fatiga, mientras que una cantidad excesivamente elevada provoca hiperactividad, nerviosismo y pérdida de peso.

Hipófisis
La hipófisis es una glándula del tamaño de un guisante localizada en la base del cerebro. La hipófisis actúa como una glándula controladora maestra, segregando una serie de hormonas que activan otras glándulas.

Imágenes del aparato circulatorio










El asombroso aparato circulatorio

El aparato circulatorio proporciona oxígeno y nutrientes a los tejidos corporales y retira los productos de desecho de las células de los tejidos. Esta ilustración muestra el corazón y los diferentes tipos de vasos sanguíneos del sistema circulatorio humano. Los vasos rojos  nos muestran  la  sangre  ya oxigenada y que es   llevada  normalmente por las arterias.  En los  vasos que son azules  se  mira la  sangre  que está pobre  de  oxígeno, transportada por las venas. Los vasos finos que se ramifican a partir de las venas y las arterias son los capilares, conductos con paredes finas y permeables, que permiten el intercambio de sustancias entre la sangre y los tejidos corporales.

El corazón es una bomba muscular con cuatro cavidades. El corazón humano late con una frecuencia de unos 72 latidos por minuto. Se compone de cuatro cavidades: dos cavidades superiores llamadas aurículas y dos cavidades inferiores conocidas como ventrículos. Las cuatro válvulas del corazón aseguran que la sangre pase a cada cavidad en un solo sentido. Los impulsos eléctricos regulan el latido rítmico del corazón. El ritmo del corazón y la cantidad de sangre que pasa por él aumenta o disminuye de acuerdo con el nivel de actividad del cuerpo.

Entradas populares