El asombroso sistema nervioso humano










El sistema nervioso humano

El sistema nervioso humano supervisa la actividad de los otros sistemas corporales. Consta de dos secciones principales: el sistema nervioso central y el sistema nervioso periférico. El sistema nervioso central se compone del encéfalo y de la médula espinal. La red de nervios que conecta esos dos órganos con el resto del cuerpo constituye el sistema nervioso periférico. Juntos, el sistema nervioso central y el periférico, controlan las funciones voluntarias e involuntarias del organismo.

El encéfalo
El centro del sistema nervioso es el encéfalo, que se compone del tronco cerebral, el cerebelo y el cerebro. El bulbo raquídeo, que forma parte del tronco cerebral, controla funciones básicas como el ritmo de la respiración, el latido cardiaco y la actividad de los intestinos. El mesencéfalo, otra parte del tronco cerebral, controla el movimiento y contiene centros nerviosos implicados en la audición y en la vista. El cerebelo coordina el equilibrio y la locomoción. El cerebro regula las funciones mentales más elevadas, como la comprensión, la memoria, el habla, el aprendizaje, el razonamiento y las emociones. Dividido en dos hemisferios, el cerebro también contiene centros que reciben e interpretan las sensaciones del oído, la vista, el olfato y el gusto.

Médula espinal
La médula espinal, encerrada por las vértebras, se extiende desde la base del cráneo hasta la segunda vértebra lumbar. La médula espinal es un conjunto de fibras y células nerviosas que llevan los impulsos sensoriales, procedentes de las distintas regiones corporales, hasta el encéfalo, donde son registrados y evaluados. El encéfalo responde entonces enviando impulsos a través de otras fibras nerviosas de la médula espinal para estimular los músculos que están bajo el control voluntario.

jueves, 30 de agosto de 2012

Entradas populares