El sistema solar que habitamos









El sistema solar que habitamos


No existe unanimidad de criterios y pareceres sobre el proceso de formación de los planetas. La teoría mas aceptada sostiene que hace unos 5.000 millones de años empezaron a  condensarse nubes de materia en forma de torbellinos. Mediante la acción de la fuerza centrifugas, las moléculas mas pesadas se concentraron cerca del núcleo de los remolinos mientras que las más ligeras, de materia gaseosa, se extendieron hacia el periferia. El hecho cierto fue que nueve planetas empezaron a describir orbitas alrededor del Sol. Son los planetas siguientes.


Planetas
Radio

ecuatorial

Distancia

al Sol (km.)

Lunas
Periodo de

Rotación

Órbita
Inclinación

del eje

Inclinación

orbital

Mercurio
2.440 km.
57.910.000
0
58,6 dias
87,97 dias
0,00 º
7,00 º
Venus
6.052 km.
108.200.000
0
-243 dias
224,7 dias
177,36 º
3,39 º
La Tierra
6.378 km.
149.600.000
1
23,93 horas
365,256 dias
23,45 º
0,00 º
Marte
3.397 km.
227.940.000
2
24,62 horas
686,98 dias
25,19 º
1,85 º
Júpiter
71.492 km.
778.330.000
16
9,84 horas
11,86 años
3,13 º
1,31 º
Saturno
60.268 km.
1.429.400.000
18 *
10,23 horas
29,46 años
25,33 º
2,49 º
Urano
25.559 km.
2.870.990.000
15
17,9 horas
84,01 años
97,86 º
0,77 º
Neptuno
24.746 km.
4.504.300.000
8
16,11 horas
164,8 años
28,31 º
1,77 º
Plutón
1.160 km.
5.913.520.000
1
-6,39 días
248,54 años
122,72 º
17,15 º

Los planetas se formaron hace unos 4.500 o 5,000millones de años, al mismo tiempo que el Sol.

En general, los materiales ligeros que no se quedaron en el Sol se alejaron más que los pesados.

En la nube de gas y polvo original, que giraba en espirales, había zonas más densas, proyectos de planetas.

La gravedad y las colisiones llevaron más materia a estas zonas y el movimiento rotatorio las redondeó

Después, los materiales y las fuerzas de cada planeta se fueron reajustando, y todavía lo hacen.

Los planetas y todo el Sistema Solar continúan cambiando de aspecto. Sin prisa, pero sin pausa.

Las teorías catastrofistas

    La primera teoría catastrofista la enunció en 1745 el conde de Buffon y suponía que otra estrella había chocado contra el Sol haciendo que se desprendiera la materia necesaria para formar los planetas. Esta es la base de las teorías catastrofistas.

    En 1905 cuando T. C. Chamberlin y F. R. Moulton supusieron que el Sol era una estrella aislada y que otra estrella, en movimiento, pasó muy cerca de él. Las fuerzas que se establecieron entre ellos provocó que parte de la materia del Sol se desprendiese y diese lugar a los planetas.

    En 1916 James Jeans dio una nueva versión de esta teoría, suponiendo que la materia desprendida tomaría forma de cigarro puro y que al irse fragmentando dio lugar a los planetas. Estas teoría se llama tidal o mareales.

    La teoría de captura es una versión de la de Jeans, en la que el Sol interactúa con una protoestrella cercana, sacando un filamento de materia de la protoestrella. La baja velocidad de rotación del Sol, se explica como debida a su formación anterior a la de los planetas. Los planetas terrestres se explican por medio de colisiones entre los protoplanetas cercanos al Sol; y los planetas gigantes y sus satélites, se explican como condensaciones en el filamento extraído.

    En 1929 H. Jefferys recuperó la teoría de Buffon, pero especuló con que antes del choque se desprendieron de Sol grandes masas de materia sólida. Esta teoría también se llama planetesimal porque supone que la materia desprendida tomó la forma de partículas sólidas que quedaron en rotación en torno al Sol.

La Tierra en que vivimos.

            El planeta habitado por el hombre es el tercero en cuanto a su distancia al Sol y también el tercero en cuanto a la longitud de su orbita, tomadas ambas magnitudes de menor a mayor. Tomadas, en cambio, las magnitudes de mayor a menor, la Tierra es quinto de los planetas por su velocidad de rotación y por su fuerza de gravedad; el tercero en cuanto en temperatura superficial y, finalmente, el quinto en cuanto a masa.

            Pero nuestro mundo posee algo de que carecerán los demás: una atmosfera capaz de mantener la vida en múltiples formas. Posiblemente existan satélites de otras estrellas, en otras zonas del universo, que reúnan las condiciones necesarias para el desarrollo de alguna forma de vida, pero la Tierra es el único ámbito con estas características en el sistema solar.

            La tierra, por su distancia al l (150 millones de kilómetros), puede alcanzar 60°C de temperatura maxima. Las radiaciones nocivas no pueden llegar a la Tierra por que un campo magnetico llamado cinturón de Van Allen impide acceso y las mantiene cautivas y alejasdas en el espacio. La inclinación del eje terrestre origina las cuatro estaciones (primavera, verano, otoño e invierno), y la composición de las atmosfera (oxigeno, nitrogeno, vapor de agua, bioxido de carbono y argon) proporcina los elementos fundamentales para el mantenimiento de la vida organica.

miércoles, 30 de septiembre de 2009

No hay comentarios :

Entradas populares