La Luna puede producir terremotos.









En recientes tiempos, al parecer la Tierra ha enfurecido y castigado con fuertes movimientos telúricos que destrozan ciudades enteras o causan tsunamis, que a lo largo de la costa dejan una estela de destrucción.

La luna también pude ser causa de terremotos, su atracción crea tensión en el interior de las fallas, al elevar la superficie terrestre con su atracción hasta 30 centímetros bajo la vertical de la Luna; cuando la Luna se encuentra del otro lado del globo la superficie anterior desciende de nuevo y la posterior se eleva.

Se quiebra la corteza
Debido a las tensiones producidas la corteza se quiebra por las líneas de falla, produciendo vibraciones que son trasmitidas a la corteza terrestre en forma de movimientos telúricos. Las ondas primarias se propagan a razón de ocho kilómetros por segundo a los largo de la línea de falla; luego llegan las ondas secundaria s cuyas vibraciones se propagan en dirección perpendicular a las líneas de falla. Estas líneas secundarias provocan los más temibles terremotos y causan destrozos en los edificios. Los sismólogos poco saben sobre la naturaleza de ambas clase de vibraciones.

La tierra se abre
A veces el suelo se abre y se cierra sacudido por las ondas. En 1962 el geólogo Sir Charles Lyel vio en Jamaica que la tierra se ondulaba como el mar. “se abrieron grietas en el suelo, la gente desapareció por ellas y luego las gritas se cerraron”.

Predicción de terremotos
Los científicos pueden predecir con relativa exactitud el tiempo y lugar de futuros terremotos. Se basan en la medición de las tensiones producidas a lo largo de las fallas y en la periodicidad de sismo anteriores. No es posible hoy en día impedir los terremotos. Los científicos norteamericanos consideran que se podría atenuar las peligrosas fricciones de las plataformas continentales. Podrían realizarse perforaciones de cuatro kilómetros de profundidad a lo largo de una falla y llenarse de agua los agujeros. Ello lubricaría los rozamientos. Sólo los edificios edificados sobre las fallas estarían en peligro, cosa que se puede evitar con futuras planificaciones.

Tomado del Gran libro de lo asombroso e inaudito.

sábado, 24 de julio de 2010

No hay comentarios :

Entradas populares