El desierto del Sahara crece









El desierto se mueve, el Sahara  avanza lentamente hacía el sur por el continente africano a un ritmo de 800 metros al mes, en algunas zonas cuatro veces más deprisa.
Una frnja de tierra  de 6,400 kilómetros  al sur del desierto  se encuentra afectada por la sequía. Los animales mueren, las mieses se agostan, la gente fallece de inanición. Los supervivientes se apiñan en una zona de sabanas  cada vez más exiguas donde los rebaños devoran cualquier brote. La lluvia  cae en cortos chaparones que arrastran el escaso mantillo.

Grandes zonas se secan
Regiones enteras del Sahel, zona semiárida  del sur del Sahara  se encuentran en vías de extinción. Los climatólogos anuncian  para la Tierra  décadas de gran sequedad que pueden convertir  zonas de cultivos en desiertos de polvo.

A que se debe este giro  desastroso en las condiciones  climáticas. El fenómeno no se comprende del todo, pero hay ciertos factores generalmente admitidos. Fundamentalmente se ha producido un marcado descenso  en el caudal de energía que determina  los cambios atmosféricos  y genera los grandes remolinos alrededor del globo. Los Polos son hoy más fríos y ello ha creado en el hemisferio  boreal  un anillo de vientos altos  conocido como: “Vórtice circumpolar”  que rodea el Polo Norte. Al agrandarse y desplazarse hacía el sur, el vórtice empuja zonas de aire  seco descendente, que al parecer determina  la intensa sequedad del Sahara.

El anillo de altas presiones empuja hacía el sur    el anillo de borrascas   que precipitan su lluvia  en el océano  o en África ecuatorial.

Las corrientes marinas producidas por  el movimiento  de rotación de la Tierra  también juegan su papel  en la formación de los desiertos. A las costas de los continentes  llegan corrientes heladas  procedentes de elevadas latitudes. Los vientos que soplan hacía la tierra, al pasar por encima de estas aguas se enfrían y pierden humedad; pueden traer bruma, nieblas, pero su escaso vapor rara vez se condensa para producir lluvia. A menudo las cadenas montañosas detienen la lluvia y sus vertientes opuestas se vuelven  desérticas. Los vientos que llegan al desierto de Gobi, en Asia  y al interior del Sahara han cruzado anteriormente vastos territorios y depositado toda el agua en el camino.

Las grande mutaciones en las condiciones  climáticas del mundo, jamás son espontaneas ni permanentes, aunque puedan parecerlo a escala humana. Probablemente del año 4,000 al 2,000 antes de Cristo, el Sahara fue zona de pastos abundantes. Las más antiguas pinturas halladas en el desierto muestran hombres cazando búfalos, elefante, leones y antílopes. Fueron ejecutadas sobre las paredes de rocas en Tassili, al sur de Argelia, unos 8,000 años antes de Cristo. Tribus posteriores llegaron hacía el año 4,000 ante de Cristo, representaron pastando sus rebaños. Más tarde aún aparecen pinturas de carros de combate, barcas del Nilo, camellos y guerreros armados  con escudos y lanzas, ello indica que los habitantes de Tassili tenían conocimiento de los egipcios que habitaban mucho más al este. Finalmente el lugar fue abandonado hace  dos millones de años por  las  últimas tribus y hoy es una zona baldía.

La culpa del hombre en el  colapso del medio ambiente
El hombre ha contribuido  en gran medida a la propagación del desierto  por el mal aprovechamiento del suelo. La tala indiscriminada de árboles, el pastoreo continuo y excesivo  convierten en sequedad lo que antes fuera terreno fértil. Podrá el hombre remediar el daño, adquirir conciencia del daño que hace al ecosistema y a la naturaleza con sus continuas emisiones de gases que provocan el efecto invernadero y que agrandan la grieta por donde se filtran los rayos ultravioletas.
La clave radica en el agua, en su distribución equilibrada, en los últimos años el fenómeno del niño ha provocado terrible inundaciones en algunos países y sequias y hambrunas en otros.


Enorme cantidad de agua en los oceanos
Existe agua en los océanos, esta es la paradoja,  4,000 millones de toneladas de agua salda por habitante, el problema es el tratamiento y hacerla llegar donde hace falta. Uno de los métodos más usados para desalinizar el agua de mar es el de la evaporización rápida en múltiples fases. Se calienta a presión el agua de mar, pasa por cámaras donde disminuye la presión y hierve  rápidamente, el vapor emitido se condensa en serpentines y se recoge, es un método caro e ineficiente.


 Desalinización del agua
En otros tiempos lo habitantes de Kuwait  recogían la escasa lluvia, menos de 150 milímetros por año, en tanques dispuestos encima de sus viviendas, también importaban agua de Irak a bordo de velero, agua que vendían por las calles en pellejos de cabra.
Actualmente este país inmensamente rico, gracias al petróleo, destila diariamente millones de litros de agua que extraen del Golfo Pérsico y distribuyen mediante una flotilla de modernos camiones cisternas; para disminuir la insipidez del agua destilada, se añade un cinco por ciento de agua dura rica en minerales.

En los países  del Golfo Pérsico, donde la temperatura supera los 45 grados centígrados, la gente cultiva legumbre bajo techado. Son recipientes de plástico  que se mantienen frescas  mediante corrientes de aire que pasa por una cortina de agua residual, previamente desalinizada. Las plantas se alimentan mediante una solución nutritiva  por tubos de plástico, los tomates se cosechan en tres meses y los pepinos en seis semanas. Un interesante antecedente del sistema hidropónico, si se toma en cuenta que este artículo extraído del Gran libro de los asombroso e inaudito se publicó en 1976.

miércoles, 4 de agosto de 2010

No hay comentarios :

Entradas populares