El asombroso y tierno Koala









Cría de koala
Al nacer, la cría de koala pesa unos 5,5 gramos. Lo primero que hará será desplazarse hasta la bolsa marsupial de la madre, en la que permanecerá durante seis meses alimentándose de leche.




Koala
Mamífero marsupial arborícola que vive únicamente en los bosques de eucaliptos del este de Australia. Se alimenta de hojas de eucalipto, boj y muérdago y puede pasar días enteros sin bajar de los árboles. Antes se cazaba por la piel, muy suave, pero ahora está protegido.


Koala, nombre común de un marsupial arborícola cuyo aspecto recuerda al de un oso de peluche, con hábitos tranquilos parecidos a los de un perezoso. El koala alcanza una longitud corporal de 76 cm y la cola es vestigial; el cuerpo es rechoncho, está cubierto de un pelaje espeso, suave y de color ceniza; la cabeza es grande y redonda, y tiene unas orejas peludas, grandes y redondeadas. Las extremidades posteriores son cortas, con pies grandes dotados de cinco dedos, de los cuales dos son oponibles al resto; además, cada dedo posee una garra fuerte y grande.
Estas características hacen que el koala esté perfectamente adaptado a su vida arborícola y es fácil de observar en los bosques de eucaliptos del este de Australia, que constituyen su único hábitat, así como su fuente de alimento, pues este animal solo come las hojas y las yemas de estos árboles. La hembra pare una única cría de 5,5 gramos de peso, que se desplazará hasta la bolsa marsupial de la madre nada más nacer, y permanecerá en esta durante seis meses alimentándose de leche; después de este periodo de lactancia, y como paso previo a la alimentación vegetariana propia del adulto, el joven koala se alimenta de una especie de papilla semidigerida que la madre produce por el ano. Este fenómeno parece que explica la posición de la bolsa marsupial en el koala, la cual está abierta hacia atrás, pues de este modo facilita el acceso de la cría al alimento materno. El koala es un animal tranquilo y suele permanecer en el mismo árbol durante varios días. El macho es más activo que la hembra y se alimenta durante el día; por el contrario, la hembra pasa el día durmiendo y busca su alimento por la noche. El koala duerme hecho un ovillo sobre las ramas de los árboles, a las que se agarra con sus manos y pies. El koala era fácil de encontrar en la antigüedad en todos los bosques de eucaliptos de Australia, pero su piel empezó a ser valorada y fue objeto de una caza intensiva hasta 1930, año en el que el gobierno australiano se comprometió a proteger esta especie. Son tan pacíficos y sedentarios que no intentan huir cuando van a ser capturados en aquellas regiones donde no están protegidos aún. Estudios recientes indican que hay bastantes menos koalas en estado natural de los que se creía.
Clasificación científica: el koala constituye la familia de los Fascolárctidos. Recibe el nombre científico de Phascolarctos cinereus.


miércoles, 12 de enero de 2011

No hay comentarios :

Entradas populares