El increíble Gorila









Gorilas de montaña, Ruanda
Cada pueblo en cuyos alrededores vive una población de gorilas, tiene leyes específicas que prohíben su caza y captura. Sin embargo, en 1984, todavía seguía habiendo un comercio muy activo de cráneos de gorila en el Parque de los Volcanes, reserva donde está tomada esta fotografía. Los gorilas también son cazados para conseguir su carne. Hoy, países como Ruanda, están realizando importantes programas de conservación y educativos para mostrar a la población local el valor de la fauna y flora autóctona.

Gorila, el mayor de los grandes simios y uno de los animales más estrechamente emparentado con los seres humanos. Como los chimpancés, los orangutanes y otros grandes simios, los gorilas son miembros del orden de los Primates. Los monos y los seres humanos también pertenecen a este orden.
Los fósiles y los datos genéticos indican que la línea ancestral que llevó a los gorilas y chimpancés se separó de la línea que condujo a los seres humanos hace entre 5 y 10 millones de años. Esta separación fue más reciente que su separación de la línea evolutiva que condujo a los orangutanes, el único gran simio no africano. Como consecuencia, los gorilas y los chimpancés son más parecidos a los seres humanos que ninguna otra especie. Estas similitudes son evidentes en características como su mayor inteligencia, la forma de sus manos y sus pies, su fisiología reproductiva o el desarrollo de las crías.
2
TIPOS DE GORILAS
Aunque durante muchos años los gorilas se han clasificado dentro de una especie, los estudios genéticos más recientes parecen indicar que esta clasificación debería modificarse y separar los gorilas en dos especies: los gorilas occidentales y los gorilas orientales. Cada especie estaría formada por varias subespecies.
Los gorilas occidentales viven en la porción occidental de África central (Gabón, República Democrática del Congo, Camerún y República Centroafricana). Los gorilas orientales viven en la parte oriental de República Democrática del Congo, Ruanda y Uganda. Aunque casi todos los gorilas que hay en los parques zoológicos son gorilas occidentales, una subespecie del gorila oriental, denominada gorila de montaña, es muy conocida debido a los numerosos estudios y documentales que se han realizado sobre su vida en estado salvaje.
3
CARACTERÍSTICAS FÍSICAS
Al nacer, los gorilas son pequeños y pesan unos 2 kg. Las hembras adultas alcanzan un peso de unos 90 kg y una altura de 1,5 m, mientras que los machos pesan entre 140 y 180 kg y alcanzan una altura de 1,8 m. La piel del gorila es negra, el pelo es basto y de color negruzco que se vuelve gris en la espalda de los machos viejos (por esta razón reciben el nombre de espaldas plateadas). Los gorilas tienen una cabeza grande, con la cara desprovista de pelo, la nariz chata, con unas ventanas nasales anchas, y las mandíbulas fuertes. Los ojos y las orejas son pequeños, y el arco superciliar prominente. La caja craneana y el volumen del cerebro son más pequeños que en los seres humanos. La estructura del esqueleto del gorila es similar a la del hombre, aunque los huesos del primero son más anchos, los brazos más largos y las piernas más cortas. La columna vertebral carece de las curvaturas necesarias para mantener una posición erguida durante mucho tiempo. De este modo, aunque el animal es capaz de permanecer erguido, y a veces camina en esta posición durante lapsos cortos (apoyándose en las ramas de los árboles o en cualquier otro soporte), lo normal es que se desplace encorvado empleando los nudillos de las manos para soportar parte de su peso corporal.
4
COMPORTAMIENTO
Estructura social de los gorilas
Un grupo de gorilas rodea al macho dominante de espalda plateada, situado en la parte superior izquierda de la fotografía. Las hembras de un grupo no suelen estar emparentadas entre sí, pues abandonan su grupo natal para unirse a un macho de otro grupo. La relación que establece el macho dominante con cada miembro es lo que mantiene unido al grupo. Las hembras con las crías y los inmaduros suelen permanecer cerca del macho dominante durante los periodos de descanso y ocio; de esta manera, las crías aprenden muy rápido a respetar y reconocer la posición dominante de aquél.

Se sabía muy poco de la vida de los gorilas en la naturaleza hasta que se publicó en 1963 el libro titulado El gorila de montaña: ecología y comportamiento; se trata de un estudio pionero a cargo del zoólogo estadounidense George B. Schaller, que observó a estos animales en su medio durante varios años. Otra zoóloga estadounidense, Dian Fossey, continuó este trabajo; estudió y vivió entre los gorilas de montaña desde el año 1963 hasta su muerte en el año 1985 en el centro de investigación de Karisoke, que ella había creado en Ruanda en 1967. Los gorilas se comportaban ante estos investigadores como criaturas tímidas y amigables, lo que echaba por tierra las leyendas sobre su fiereza.
Los gorilas construyen campamentos improvisados cada noche después de haber pasado el día deambulando por el territorio del grupo y alimentándose principalmente de hojas, tallos, brotes, bayas y frutos. Las hembras y los jóvenes duermen en los árboles sobre plataformas mullidas hechas a base de ramas pequeñas y hojas, mientras que los machos adultos se fabrican una especie de nido entre la hierba seca. Los gorilas emiten un chillido ululante cuando están alarmados, gruñidos agudos para reprender a un subordinado y gruñidos tenues para expresar placer. Todos los gorilas se golpean en el pecho; este comportamiento le sirve al macho para demostrar su poder y autoridad y como intimidación.
El gorila carece de enemigos naturales, exceptuando a los seres humanos, aunque se ha visto a leopardos atacar a gorilas en ciertas regiones. En caso de peligro, los machos adultos defienden al resto de los miembros del grupo rugiendo, golpeándose en el pecho con las manos y atacando y lanzándose contra cualquier intruso si es necesario. Los extraños que emprenden la huida ante esta demostración, pueden ser alcanzados y atacados por el macho; por el contrario, aquellos que permanecen quietos no suelen resultar dañados.
5
REPRODUCCIÓN
Las hembras alcanzan la madurez sexual a los nueve años. La hembra menstrúa cada 28 días y puede aparearse en cualquier estación del año. Tras un periodo de gestación nace una única cría, aunque a veces pueden ser dos.
Durante los primeros tres a cuatro años de vida, la cría de gorila depende de su madre, bebiendo su leche, protegiéndose entre sus brazos y durmiendo en su nido por la noche. Los jóvenes abandonan a su familia al alcanzar la madurez sexual. Los machos generalmente viajan solos hasta que atraen a alguna hembra de otros grupos y forman su propia familia, mientras que las hembras se trasladan a grupos ya establecidos o se unen a machos solitarios.
Los científicos estiman que la duración de la vida de los gorilas se sitúa entre los 35 y los 45 años. La mayor parte de las muertes de gorilas que se producen antes de alcanzar la edad adulta, ocurre durante los dos primeros años de vida; en ese tiempo fallecen el 25 % de las crías debido a las enfermedades.
6
INTELIGENCIA
La capacidad mental del gorila se continúa estudiando en la actualidad. No es tan curioso y excitable como su pariente más cercano, el chimpancé, aunque el gorila muestra un mayor empeño y una mejor retentiva en la resolución de problemas, y es más probable que desarrolle una tarea desprovista de interés que otra en la que pueda conseguir una recompensa. También es capaz de discriminar unas figuras geométricas de otras de manera más efectiva que el chimpancé. Tras conseguir algunos éxitos con los chimpancés, los investigadores volcaron su atención a mediados de la década de 1970 en tratar de comunicarse con los gorilas mediante el lenguaje de signos; un gorila hembra llegó a conocer y manejar más de cien palabras.
7
ESTADO DE CONSERVACIÓN
Los gorilas están protegidos legalmente en todos los países donde viven. A pesar de ello, están considerados como una especie en peligro de extinción a causa de la invasión y destrucción de su hábitat, y a la caza furtiva que nutre a un mercado internacional de trofeos de animales salvajes. También se cazan para obtener su carne o para capturar a las crías. Los gorilas de montaña que viven en República Democrática del Congo, Ruanda y Uganda, junto con una pequeña población de gorilas que viven en la frontera entre Nigeria y Camerún son los que están en más grave peligro de desaparición.
Los programas de conservación más destacados se han establecido en áreas seleccionadas para intentar invertir la tendencia de descenso del tamaño de la población. Estos programas están siendo pioneros en el desarrollo del ecoturismo, actividad en la que los turistas pagan por visitar zonas con características naturales y culturales de interés. Los conservacionistas también trabajan con las comunidades locales para educar a las personas acerca del valor de la vida salvaje de una zona, para eliminar la caza ilegal y ayudar a las poblaciones a desarrollar métodos agrícolas que sean respetuosos con el hábitat natural y con los gorilas.
Clasificación científica: los gorilas pertenecen a la familia de los Póngidos (Pongidae), dentro de la superfamilia de los Hominoideos, a su vez incluida en el orden de los Primates. El nombre científico del gorila occidental es Gorilla gorilla y el del gorila oriental es Gorilla beringei.


lunes, 17 de enero de 2011

No hay comentarios :

Entradas populares