La maravillosa ligereza del colibrí









Colibrí de cola ancha
Esta especie de colibrí, Selasphorus platycercus, se cierne junto a una flor de madreselva, y produce el característico zumbido con sus alas. La estructura esquelética especializada del colibrí, sólo compartida por su pariente el vencejo, le permite torcer las alas. Capaz de producir de 22 a 78 movimientos por segundo con sus alas, el ave puede moverse hacia adelante y hacia atrás mientras liba néctar de la flor. Los colibríes pertenecen a la familia Troquílidos, que contiene las aves más pequeñas del mundo.


Colibrí abeja
Este colibrí originario de Cuba, es el más diminuto de todas las aves, no superando los 5 cm de longitud. Pero a pesar de su tamaño, y al igual que otros muchos colibríes, los machos de esta especie son ferozmente territoriales.


Colibrí, nombre común de cualquiera de las más de 300 especies que componen una familia de aves pequeñas, propias del continente americano. Comparten varias características anatómicas con el vencejo, en apariencia muy distinto a ellas.
La familia del colibrí contiene las más pequeñas de todas las aves; muchas especies miden menos de 8 cm de longitud. La especie más pequeña es el colibrí abeja de Cuba. Los machos son algo más pequeños que las hembras, miden unos 5 cm y pesan sólo 1,95 gramos. A pesar de su diminuto tamaño, los machos de esta especie, al igual que los de otros muchos colibríes, son ferozmente territoriales.
Los colibríes son conocidos por su rápido vuelo; sus potentes aleteos son tan rápidos que producen un zumbido. Se alimentan de néctar y pequeños insectos que encuentran en el interior de las flores y se ciernen en el aire frente a ellas mientras introducen su lengua larga y extensible. Para alejarse de las flores los colibríes tienen que volar hacia atrás; son las únicas aves capaces de efectuar esa maniobra. Los esbeltos picos de los colibríes varían en tamaño y curvatura en función del tamaño y forma de la flor favorita de cada especie.
La mayoría de los colibríes exhiben brillantes colores y un verde iridiscente, por lo general metálico. Su garganta es, por lo general, de brillante color rojo, azul o verde esmeralda, aunque sólo en los machos. En un grupo de colibríes, los ermitaños, el plumaje es fundamentalmente de color castaño, sin irisaciones. Este grupo también difiere de otros colibríes en que construye largos nidos colgantes, en muchos casos sujetos a hojas enormes. La mayoría de los colibríes construye pequeños nidos en forma de copa, cubiertos con líquenes, telas de araña y trocitos de corteza, sobre una rama de árbol. Ponen dos huevos blancos, que sólo la hembra incuba.
Los colibríes habitan en toda la extensión del continente americano, desde Tierra del Fuego, en el extremo antártico de Sudamérica, hasta casi el círculo polar ártico, pero la mayoría de las especies vive en la Sudamérica tropical. El colibrí de garganta rubí anida en el este del río Mississippi. Mide unos 10 cm de largo y es notable por sus migraciones a larga distancia, ya que todos los años cruza sin escalas el golfo de México, recorriendo una distancia mínima de 800 kilómetros.
Clasificación científica: los colibríes componen la familia Troquílidos, orden Apodiformes. El nombre científico del colibrí abeja es Mellisuga helenae; el del colibrí de garganta rubí, Archilochus colubris.


viernes, 7 de enero de 2011

No hay comentarios :

Entradas populares