La maravillosa y grasienta foca









Foca común
La foca común alcanza en estado adulto una longitud máxima de algo menos de 2 metros. Se alimenta de peces, crustáceos, marisco y pulpo. Entre sus depredadores naturales están los tiburones, los osos polares y el ser humano.

Foca, nombre genérico aplicado a ciertos mamíferos marinos que constituyen el grupo de los pinnípedos. Los pinnípedos se caracterizan por el cuerpo fusiforme, a modo de torpedo, y por sus pies, palmeados y modificados como aletas. Están distribuidos por todos los mares de las regiones frías y templadas, excepto la foca monje, que vive en mares tropicales y subtropicales. Los pinnípedos se subdividen en tres grupos: los otáridos, las morsas y las focas verdaderas. Todos descienden de antepasados cuyos hábitos eran terrestres y que evolucionaron para adaptarse por completo a la vida en el agua; sólo van a tierra para parir y cuidar a sus crías. Son carnívoros y se alimentan de peces, moluscos, calamares y otros animales marinos.
2
OTÁRIDOS
Los otáridos reciben este nombre debido a que tienen pabellones auditivos externos, aunque pequeños y rudimentarios. Estos animales elevan el cuerpo del suelo cuando se desplazan por tierra y lo soportan sobre las aletas anteriores, que están vueltas hacia afuera, y sobre las aletas posteriores, vueltas hacia delante. Los otáridos se dividen en dos grupos: los leones o lobos marinos y los osos marinos.
2.1
Leones o lobos marinos
Los leones o lobos marinos son los animales más grandes del grupo de los otáridos. El león o lobo marino del norte, también llamado león marino de Steller, vive en el océano Pacífico norte. El macho adulto puede medir hasta 3,5 m y llega a pesar 1.100 kg; las hembras son mucho más pequeñas y nunca sobrepasan los 350 kg. El lobo marino sudamericano es una especie más pequeña que la anterior y está distribuida por algunas costas e islas de América del Sur.
2.2
Osos marinos
Oso marino del hemisferio sur
El oso marino del sur, que habita en las costas antárticas, es una de las catorce especies que componen el grupo de los Otáridos (Pinnípedos con pabellones auditivos externos). Son animales polígamos y a principios de octubre se reúnen en las playas formando colonias reproductoras compuestas por miles de individuos. Las hembras reproductoras se alimentan exclusivamente de un tipo especial de crustáceo llamado krill; sin embargo, los machos también comen pingüinos y peces. Aunque muchos de los Otáridos han sido diezmados por la caza, el oso marino del sur ha pasado de estar al borde de la extinción a finales del siglo XIX, a tener una población actual comprendida entre los 700.000 y el millón de individuos.

Los osos marinos son muy parecidos a los leones o lobos marinos, pero difieren de éstos en que su pelaje interior es mucho más abundante y sedoso, y su hocico más puntiagudo. Dentro de este grupo se reconocen sólo dos géneros: uno habita en el hemisferio norte, en el océano Pacífico norte y el mar de Bering, y tiene una sola especie; el otro género vive en el hemisferio sur y comprende unas seis o siete especies, de las cuales la mejor conocida habita en Tasmania y en las costas meridionales de África y Australia.
La especie septentrional es el oso marino del norte y se reproduce en las islas Pribilof del mar de Bering. El macho es castaño oscuro, con tintes grisáceos en los hombros. Cuando alcanza la madurez sexual a los siete años, el macho mide 2 m y pesa 260 kg; la hembra es madura a los tres años y alcanza un peso medio de 60 kg. Son polígamos y los machos viejos luchan entre sí para conseguir un harén propio, que en algunos casos estará formado por unas 40 hembras. Los jóvenes inmaduros y los que no consiguen un harén quedan separados de los grupos reproductores. Cuando llega el invierno, el oso marino del norte migra hacia el sur, hasta la región de Baja California, México.
La piel del oso marino ha sido muy apreciada desde tiempos antiguos. Ya a finales del siglo XIX, la caza indiscriminada de los grupos migratorios provocó una fuerte disminución de las poblaciones de estos animales. Como consecuencia de ello, Estados Unidos, Gran Bretaña, Rusia y Japón firmaron un tratado en 1911 que establecía medidas específicas para preservar al oso marino. La caza pelágica (en alta mar) fue prohibida y sólo se permitió capturar a jóvenes inmaduros y a individuos no reproductores. La población de osos marinos de las isla Pribilof se estimaba en unos 200.000 individuos en el año 1911. La renovación del tratado en 1957 convirtió a las islas Pribilof en una reserva bajo protección gubernamental y la población aumentó hasta alcanzar los dos millones de individuos, es decir, el 85% de la población mundial.
3
MORSAS
Al igual que las focas verdaderas, las morsas carecen de pabellones auditivos externos y se caracterizan por presentar los colmillos de la mandíbula superior muy desarrollados (pueden llegar a alcanzar 1 m de longitud).
4
FOCAS VERDADERAS
Elefante marino del norte
El macho de elefante marino, a la derecha en la imagen, suele tener un peso más de tres veces superior al de la hembra, izquierda en la imagen. La característica que mejor diferencia a esta especie es la presencia en el macho de un apéndice nasal similar a una probóscide de un elefante. Son animales territoriales y polígamos; los machos lucharán entre sí para conseguir el mayor número de hembras y los mejores lugares de la playa.

Se diferencian de los lobos y los osos marinos por la ausencia de pabellones auditivos externos, el cuello es más corto, menos flexible y las aletas anteriores están menos desarrolladas; además, las aletas posteriores no pueden girar hacia delante, de modo que cuando están fuera del agua se desplazan reptando sobre el suelo. Las aletas anteriores tienen uñas y el animal las utiliza para agarrarse y subir a las rocas y a los bloques flotantes de hielo. Las aletas posteriores se mueven en sentido vertical, de manera que las focas nadan de forma similar a un delfín. Las focas verdaderas están mejor adaptadas a vivir en el mar que los osos y los leones o lobos marinos; sin embargo, éstos pueden moverse mucho mejor por tierra.
Se caza a las focas por su piel, muy apreciada en la industria peletera. Entre ellas está la foca común, que habita en los mares del Norte, es blanca-amarillenta, con manchas oscuras y puede medir hasta 1,8 m. Las focas del mar Caspio y del lago Baikal son más pequeñas y las únicas, en el mundo, que viven en agua dulce. La foca pía o groenlándica es algo más grande y alcanza también 1,8 m de longitud. Son animales muy gregarios y durante la época reproductora forman grandes concentraciones en los hielos, desde Terranova hacia el Norte. La foca ocelada o de anillos se distribuye por el Ártico y es similar en tamaño a la foca pía. La foca gris y la foca de casco o capuchina son más grandes y también habitan en las aguas del océano Ártico. La foca monje, también llamada foca fraile, vive en el mar Mediterráneo y el mar Negro, en la actualidad se encuentra en peligro de extinción, y la foca monje hawaiana habita sólo en las aguas de las islas Hawai. Actualmente se cree que la foca monje india está extinguida.
Elefante marino del sur
Los terrenos de cría de estos mamíferos marinos se encuentran en la península de Valdés, en la costa de Sudamérica.

Los elefantes marinos son las focas más grandes y reciben su nombre no sólo por su tamaño, sino porque los machos presentan una trompa corta o probóscide que cuelga por encima de la boca. Fueron muy abundantes en el pasado, pero el aceite que se obtenía de su capa de grasa subcutánea tenía un gran valor comercial, y se cazaron casi hasta el borde de la extinción. Todavía hay grupos relativamente grandes de dos especies: el elefante marino del norte o septentrional y el elefante marino del sur o meridional. El primero era muy común en las aguas del sur de California (Estados Unidos) y estuvo a punto de extinguirse debido a la caza a mediados del siglo XIX; hoy es una especie protegida. Mide hasta 6,7 m de largo y un único individuo puede producir unos 1.550 litros de aceite. El elefante marino del sur habitaba en gran parte de las aguas del hemisferio sur, pero hoy sólo vive en la isla de Georgia del Sur y otros lugares del sur del océano Atlántico. En el océano Glacial Antártico viven cuatro especies: la foca leopardo, la foca de Weddell, la foca de Ross y la foca cangrejera.
Clasificación científica: según algunos autores, las focas se agrupan dentro del orden de los Pinnípedos, el cual contiene tres familias: la familia de los Otáridos (leones o lobos marinos y osos marinos), la familia de los Odobénidos (morsas) y la familia de los Fócidos (focas verdaderas). Otros autores consideran a los Pinnípedos como un suborden; las focas estarían incluidas dentro del orden de los Carnívoros. El león marino de Steller se clasifica como Eumetopias jubata; el lobo marino sudamericano como Otaria byronia y el oso marino sudafricano como Arctocephalus pusillus. El oso marino del norte recibe el nombre científico de Callorhinus ursinus; la foca común el de Phoca vitulina; la foca del mar Caspio el de Pusa caspica, y la foca del lago Baikal el de Pusa sibirica. La foca pía o groenlándica se clasifica como Pagophilus groenlandica; la foca ocelada como Pusa hispida; la foca gris como Halichoerus grypus, y la foca de casco o capuchina como Cystophora cristata. La foca monje se clasifica como Monachus monachus; la foca monje hawaiana como Monachus schauinslandi; la foca monje india como Monachus tropicalis, y el elefante marino del norte o septentrional como Mirounga angustirostris. El elefante marino del sur o meridional se clasifica como Mirounga leonina; la foca leopardo como Hydrurga leptonyx; la foca de Weddell como Leptonychotes weddelli; la foca de Ross como Ommatophoca rossi, y la foca cangrejera como Lobodon carcinophagus.


viernes, 14 de enero de 2011

No hay comentarios :

Entradas populares