La terrible Enfermedad de Parkinson









Enfermedad de Parkinson, enfermedad incapacitante de progresión lenta que se caracteriza por temblores y rigidez creciente de los grupos musculares. Afecta más a los varones; su distribución geográfica es uniforme en todo el mundo y es más frecuente después de los 35 años. Es consecuencia de la degeneración de los ganglios basales, áreas neuronales específicas situadas en la base del cerebro y encargadas de la coordinación de los diferentes grupos musculares y otras funciones. En la década de 1950, Arvid Carlsson demostró que esta enfermedad se debía a un déficit de dopamina en ciertas áreas del cerebro; estas investigaciones le valieron el Premio Nobel de Medicina y Fisiología en el año 2000. Desde que se descubrió en 1983 que la MPTP (un subproducto de la síntesis de heroína) produce lesiones similares en los ganglios basales, se especula con el origen ambiental de la enfermedad. Los síntomas principales son: exceso de salivación, mala coordinación muscular, balance corporal defectuoso, temblores y rigidez muscular. El acortamiento de los músculos prevertebrales del cuello inclina la cabeza y el tronco hacia delante.
El empleo del fármaco L-dopa desde la década de 1960 ha producido alivio de los síntomas en muchos pacientes. La L-dopa se transforma en dopamina en los ganglios basales y sustituye al neurotransmisor deficitario. Tras varios años de tratamiento, la L-dopa pierde efectividad y debe ser sustituida por amantadina o bromocriptina. Los fármacos anticolinérgicos son útiles para reducir los temblores. Desde 1987 se ensaya el trasplante de células dopaminérgicas (productoras de dopamina) de la médula adrenal en el cerebro de pacientes con Parkinson con el objetivo de mejorar los síntomas.


miércoles, 9 de febrero de 2011

No hay comentarios :

Entradas populares