El asombroso Peyote









Peyote

Peyote
Las aréolas de este cactus acumulan mescalina; cuando se consumen desecadas, en infusión o pulverizadas en cápsulas, la mescalina que contienen actúa como alucinógeno. Los indígenas americanos utilizan el peyote desde la época prehispánica como parte de sus ritos religiosos, y atribuyen relevancia espiritual a las alucinaciones que provoca.

Peyote, nombre común de una cactácea inerme con forma de nabo nativa de México y el suroeste de Estados Unidos. La parte aérea, parecida a un hongo y de color grisáceo, contiene nueve alcaloides, entre ellos la mescalina, que es el más activo. Para usar el cacto como droga, la parte aérea se consume seca, en infusión o pulverizada y envasada en cápsulas. La mescalina de estos preparados altera la percepción y produce alucinaciones caracterizadas por colores vivos, alteración del sentido del tiempo y, a veces, sensación de ansiedad. Por lo que se sabe, no crea hábito, aunque el consumo de la droga impura o en grandes dosis puede provocar efectos tóxicos, como náuseas y depresión respiratoria. Los indígenas del norte de México utilizan el peyote en los ritos religiosos desde la época precolombina. La mescalina se ha utilizado en investigaciones sobre la esquizofrenia y otras psicosis.
El peyote y la mescalina han sido objeto de abuso en años recientes. Véase Toxicomanía.
Clasificación científica: el peyote pertenece a la familia de las Cactáceas (Cactaceae); es la especie Lophophora williamsii.

martes, 3 de mayo de 2011

No hay comentarios :

Entradas populares