Bonobo









El asombroso Bonobo
Bonobo
El bonobo o chimpancé pigmeo y el chimpancé común se consideran los animales más estrechamente emparentados con el ser humano. Las relaciones sociales de los bonobos son bastante pacíficas.

Bonobo o Chimpancé pigmeo, especie de chimpancé que sólo se encuentra en una pequeña región, cubierta de espesa jungla, de la República Democrática del Congo, en África central. Identificados por primera vez en 1929, los bonobos difieren de sus parientes, los irascibles chimpancés, en que son menos agresivos y sus relaciones sociales son bastante pacíficas.
El bonobo es muy parecido al chimpancé común, pero es más pequeño, tiene el pecho y las caderas más estrechos, unas extremidades más largas y una postura más erguida. Los bonobos machos tienen una estatura media de 85 cm y pesan unos 40 kg. Los bonobos hembras alcanzan una talla de 78 cm y un peso de unos 30 kg. Su pelaje es largo, fino y en su mayor parte negro. A diferencia del chimpancé común, la piel de la cara es de un negro brillante, los labios son rojizos y las orejas pequeñas y poco llamativas.
Pasan la mayor parte del tiempo en los árboles, donde construyen nidos para dormir. Se alimentan principalmente de frutas, pero también comen nueces, semillas, hojas tiernas e insectos. En ocasiones atacan a monos, serpientes y pequeños antílopes. Viven en grupos de 30 a 80 individuos, que se dividen en bandas más pequeñas para buscar alimento.
Los hembras son fértiles a la edad de 11 o 12 años, mientras que los machos alcanzan la madurez sexual a los 15. Los bonobos se aparean a lo largo de todo el año y de manera frecuente. No sólo se sirven del sexo con fines reproductivos, sino también con propósitos sociales, para establecer vínculos, aliviar tensiones y crear alianzas. A pesar de la frecuencia de los apareamientos, su tasa de reproducción es bastante baja: las hembras sólo dan a luz cada cuatro o seis años. Después de un período de gestación de 228 días, la madre da a luz a una sola cría, que cuida con dedicación y no desteta hasta el final de su quinto año de vida. Las crías de bonobo tienen un característico mechón de pelo blanco en los glúteos; hasta que no pierden esa marca juvenil son tratados con condescendencia por los animales adultos.
Los bonobos son víctimas de la caza furtiva para aprovechar su carne; también se capturan para exportarlos; no obstante, las principales amenazas contra su supervivencia son la tala de los bosques, los incendios y la agricultura.
Clasificación científica: el bonobo pertenece a la familia Póngidos, dentro del orden de los Primates. Se clasifica como Pan paniscus.

miércoles, 21 de septiembre de 2011

No hay comentarios :

Entradas populares