Navajo









Los asombrosos Navajos
Familia navajo
Los navajos viven en reservas en el estado de Arizona. En la fotografía vemos cómo un indio navajo enseña a su hijo a montar a caballo, al lado del tradicional hogan, vivienda hecha con piedras y troncos, cubierta de adobes.

Navajo, pueblo amerindio perteneciente a la familia lingüística athabasca y al área cultural del Suroeste en Estados Unidos. El pueblo navajo vive en reservas indias en el noreste de Arizona y en las zonas colindantes de los estados de Nuevo México y Utah. Están íntimamente emparentados con el pueblo apache y en sus orígenes emigraron desde algunas zonas del sur de Canadá al norte de Nuevo México. Se cree que se asentaron en el suroeste durante el siglo XVI. Un siglo después, su economía estaba basada en el pastoreo y la caza.
2
HISTORIA
Los navajos entraron en conflicto con los colonizadores españoles y mexicanos durante el siglo XVIII y principios del XIX. Sus contactos con los españoles fueron escasos pero importantes; a ellos deben la introducción del caballo, la oveja y la cabra, que pronto se convirtieron en elementos vitales de su economía.
En 1846 los navajos firmaron su primer tratado con el gobierno, pero sus discrepancias con las tropas estadounidenses desencadenaron numerosos enfrentamientos que duraron desde 1849 hasta 1863, año en el que las fuerzas del gobierno, bajo el mando de Kit Carson, iniciaron el ataque final. Capturaron a unos 8.000 indígenas y los trasladaron a pie hasta una reserva india en Fort Sumner, Nuevo México. Esta deportación se conoce, dentro de la historia del pueblo navajo, como la ‘Gran Marcha’. Una vez en la reserva, sufrieron graves penalidades ocasionadas por las enfermedades, la escasez de alimentos y las guerras con otras tribus. En 1868 se firmó un tratado de paz que permitió volver a los navajos supervivientes a una reserva en su antiguo territorio, Arizona y Nuevo México, y se les concedió ganado, todo ello a cambio de convivir de forma pacífica con los colonizadores americanos.
3
COSTUMBRES Y RELIGIÓN
Los navajos están divididos en más de 50 clanes y la descendencia se transmite por línea femenina (véase Matrilinaje). Los miembros de un clan deben contraer matrimonio con personas ajenas al mismo. La familia extensa constituye la unidad social básica, con todo un sistema de distribución de responsabilidades entre sus miembros. Aunque la reserva dispone de viviendas modernas, son numerosos los navajos que siguen construyendo y habitando en sus hogans tradicionales, viviendas cónicas, construidas con piedra, troncos y cubiertas de adobe, que disponen de una salida de humos en la parte más alta y de un corto pasillo cubierto a modo de vestíbulo.
La religión tradicional de los navajos incluye el culto a los vientos y a los cauces de los ríos, así como a una multitud de dioses que ellos creen que intervienen en los asuntos humanos. A estos dioses, que invocan con frecuencia, les hacen ofrendas y les dedican bailes rituales en los que, pintados y enmascarados, representan a las deidades. Su religión se basa en la idea de armonía de la naturaleza que rige el universo, y en la estricta reciprocidad. Las canciones, cánticos, oraciones y sus famosas pinturas de arena también forman parte de sus complejos ritos religiosos.
4
FORMA DE VIDA ACTUAL
La economía del pueblo navajo se basa hoy en el sustento que les proporcionan los rebaños de ovejas, cabras, vacas y caballos, además de otros trabajos, como los famosos tejidos y mantas que realizan las mujeres en telares manuales. Los navajos también se dedican a la cerámica, cestería y orfebrería en plata (véase Metalistería), en cuyos adornos es evidente la influencia de los españoles. El descubrimiento de ricos yacimientos minerales y de petróleo en las reservas ha contribuido a mejorar su economía.

lunes, 12 de septiembre de 2011

No hay comentarios :

Entradas populares