Orangután









El asombroso Orangután
Orangután en la selva
Simio antropoide de gran tamaño que vive en los árboles formando grupos que pasan el día buscando comida, básicamente hojas y frutas.

Orangután (en malayo, hombre de los bosques), nombre común de uno de los grandes simios, propio del Sureste asiático. Los orangutanes viven exclusivamente en la isla de Borneo y en la parte norte de la isla de Sumatra.
Tienen un pelaje largo de color rojizo, que es más largo en los brazos y en los muslos. Los machos suelen medir unos 95 cm de altura y pesan unos 70 kg. Las hembras son más pequeñas, alcanzando unos 78 cm de altura y un peso de unos 37 kg. Por tanto, existe un dimorfismo sexual muy marcado. El macho se caracteriza por tener la piel que cuelga de la garganta bastante distendida, llegando a formar una especie de bolsa de aire que utiliza para realizar su llamada, una especie de quejido que se puede oír a un kilómetro de distancia.
Los orangutanes son animales arborícolas, aunque pueden bajar al suelo de vez en cuando y, cuando lo hacen, caminan sobre las cuatro extremidades. Sus brazos están bien adaptados para colgarse de las ramas de los árboles y son muy largos (alrededor de 2 m), en comparación con las piernas. No resulta fácil desplazarse por las copas de los árboles, de manera que los orangutanes recorren solo unos cientos de metros cada día. Las manos y los pies son prensiles y el pulgar está reducido. Duermen en nidos construidos cada noche en lo alto de los árboles, formados por hojas y ramas. Los machos viejos, en cambio, pueden desplazarse y dormir en el suelo.
Aproximadamente la mitad de la dieta de los orangutanes está formada por fruta, pero también comen hojas, cortezas, termitas, huevos y, en algunas ocasiones, monos. Los orangutanes acumulan grasa en invierno para prepararse para la estación de las lluvias, entre abril y octubre, cuando la comida escasea.
Son animales solitarios, excepto durante el periodo de apareamiento. Cuando una hembra está lista para aparearse busca un macho adulto. La pareja permanece junta durante varios días, hasta que la hembra se queda embarazada, y luego los dos vuelven a su vida solitaria. El periodo de gestación de los orangutanes es de algo menos de nueve meses, muy parecido al de los seres humanos. La hembra pare una sola cría que permanece junto a la madre hasta que es destetada, aproximadamente a los tres años. La cría tarda entre tres y cinco años más en ser independiente, consiguiendo la independencia total a los ocho años.
En la actualidad, los orangutanes están considerados como especies en peligro de extinción debido a la destrucción de su hábitat, a consecuencia de la deforestación, y a la caza. Aunque está prohibido cazar, poseer o exportar orangutanes, estas prácticas continúan. Los incendios que se produjeron en Sumatra y Borneo en 1997 y 1998 ocasionaron la muerte de miles de orangutanes y destruyeron el hábitat de miles más, poniendo en grave peligro la supervivencia de la especie.
Clasificación científica: los orangutanes pertenecen a la familia de los Póngidos, dentro del orden de los Primates. Se clasifican como Pongo pygmaeus.

miércoles, 21 de septiembre de 2011

No hay comentarios :

Entradas populares