Mosca de la fruta









Mosca de la fruta
Mosca de la fruta del Mediterráneo
La mosca de la fruta del Mediterráneo infesta muchas especies de árboles frutales y representa una plaga para los cultivos en todo el mundo. Las hembras ponen sus huevos dentro de la fruta y, cuando salen los gusanos, se comen la pulpa, lo que hace al fruto incomible para los seres humanos.


Mosca de la fruta, nombre común de dos familias de moscas verdaderas (con dos alas), cuyas larvas se alimentan de materia vegetal fresca o en descomposición. Las verdaderas moscas de la fruta (como la del gusano de la manzana, del tamaño de una mosca doméstica) tienen dibujos intrincados y a veces coloreados en las alas por medio de los cuales las hembras reconocen a los machos de su especie. En ocasiones se les llama moscas pavo real debido al modo en que agitan y exhiben sus alas durante el cortejo. El término mosca de la fruta se aplica también a la mosca del vinagre, mucho más pequeña.
Entre las moscas de la fruta, los adultos del gusano de la manzana están presentes en los huertos de frutales durante los meses de verano. La hembra perfora la piel de la manzana con su afilado ovopositor y pone en cada fruto uno o más huevos (véase Desarrollo). Los gusanos hacen túneles en la pulpa y alcanzan unos 6 mm de longitud. Cuando cae la manzana, las larvas se entierran en el suelo a una profundidad de unos 3 cm, y allí pasan el invierno y la primavera como pupas. El gusano de la cereza, la mosca de la grosella y la del olivo tienen ciclos vitales similares. La mosca de la fruta del Mediterráneo dificulta el crecimiento de la fruta en climas propios de esa vegetación. Controlada en 1930, reapareció en otros países en 1956, dando lugar a una cuarentena para las frutas importadas a nivel mundial.
La mosca del vinagre, cuyo estudio ha aportado buena parte de la información actual sobre la herencia, prolifera sobre las levaduras producidas en la fruta en descomposición y sustancias similares en fermentación. La mosca del vinagre más importante es la de ojos rojos. Tiene unos cromosomas muy grandes en las glándulas salivares y puede producir una nueva generación en sólo dos semanas, lo que la convierte en un sujeto ideal para la experimentación genética.
Clasificación científica: las moscas de la fruta pertenecen al orden Diptera. Las verdaderas moscas de la fruta componen la familia Tephritidae. Las moscas del vinagre forman la familia Drosophilidae. El nombre científico de la mosca del gusano de la manzana es Rhagoletis pomonella, los de la mosca de la cereza son Rhagoletis cingulata y Rhagoletis fausta, la mosca de la grosella es Dacus cucurbitae, la del olivo es Dacus oleae y la mosca de la fruta del Mediterráneo es Ceratitis capitata. El nombre científico de la mosca de ojos rojos es Drosophila melanogaster.

viernes, 7 de octubre de 2011

No hay comentarios :

Entradas populares