El río Columbia









Los asombrosos ríos
El río Columbia

Río Columbia, estado de Washington
Ésta es una vista del río Columbia a su paso por el estado de Washington, tal como se ve desde Echo Point. El río Columbia fluye a lo largo de unos 2.005 km a través del oeste de Norteamérica y es el río más largo de la parte occidental de Estados Unidos.

Columbia (río), es el río más importante del oeste de Norteamérica. Nace en el lago Columbia, en el oeste de las Montañas Rocosas, en la Columbia Británica suroriental. Anteriormente se conocía como río Oregón. Tiene un recorrido de 2.005 km. Al principio fluye hacia el noroeste, por un valle largo y estrecho llamado Rocky Mountain Trench, para después girar bruscamente hacia el sur, bordeando los montes Selkirk y atravesar los lagos Upper Arrow y Lower Arrow. A continuación recibe las aguas del Kootenay y del Pend Oreille antes de entrar en el estado de Washington, donde primero fluye hacia el sur y después forma un gran arco conocido como el Bing Bend. Se le une entonces el río Snake y después gira hacia el oeste y forma parte de la frontera entre los estados de Washington y Oregón para desembocar por último en el océano Pacífico formando un amplio estuario. El Columbia atraviesa cañones espectaculares y valles profundos. Aproximadamente un tercio de su recorrido discurre por tierras de Canadá. Junto con sus afluentes ocupa una cuenca de 673.400 km2 de superficie.
El río es navegable para barcos de gran tonelaje hasta Vancouver. Embarcaciones de menor tonelaje pueden transitar hasta The Dalles, en Oregón, ascendiendo unos 300 km. Las gabarras y otras embarcaciones de poco calado pueden navegar 220 km más.
El río Columbia posee un enorme potencial hidroeléctrico, y desde 1930 se han realizado importantes obras para aprovecharlo. La más importante de ellas es la de la presa Grand Coulee, en el estado de Washington, que abastece un área de 485.623 hectáreas de tierra semiárida para el regadío. Varias presas más se han levantado para generar energía eléctrica, prevenir las inundaciones y favorecer el regadío.
El estadounidense Robert Gray exploró la desembocadura del río Columbia en 1792, y bautizó el río con el nombre de su nave. Lewis y Clark exploraron el bajo Columbia en los años 1805 y 1806, y David Thompson, un topógrafo y explorador canadiense, recorrió el río desde su nacimiento a la desembocadura en 1811, y a partir de esta expedición se convirtió en una de las arterias centrales del comercio de pieles. En otros tiempos, abundaban en el río los salmones, base de una gran industria conservera, pero el número de peces se ha reducido drásticamente durante el siglo XX como consecuencia de las presas construidas y de la contaminación, en especial de la radiactiva.

miércoles, 30 de noviembre de 2011

No hay comentarios :

Entradas populares