La peste bubónica o Muerte Negra trasmitida por pulgas










En general, la peste no es una enfermedad propia del hombre, sino de las ratas, las trasmiten las pulgas de las ratas, estas pulgas  son  portadoras de bacterias.

Dos tipos de contagio de peste

Existen dos formas  principales de esta   epidemias: la bubónica y la pulmonar las pulgas de un roedor enfermo, infectado de la peste, pican a un hombre, causando una hinchazón en las axilas o en la ingle. Estos bulbos o bubas dan su nombre a la  peste. La epidemia pulmonar se contrae al respirar cerca de ratas enfermas y luego se trasmite por el aliento de una persona a otra.

Durante una epidemia, o pandemia, como se les llama  a las grandes epidemias, puede contagiar hasta el 90 por ciento de  la población. Entre los atacados por la peste  bubónica, muere entre el 60 y 80 por ciento. Cuando la epidemia es pulmonar, suele morir la totalidad de los  afectados.

Los ataques de la peste

Al parecer la humanidad ha sufrido los ataques de la peste desde los inicios de la historia. En Babilonia, 3,000 años ante de Cristo, atacó una epidemia  llamada Mantar, Mantar era el dios de la peste, la pesteha matado tantos millones de vidas, que se puede decir que ha cambiado el curso  de la historia.

La peste desbastadora

En el año 54 de nuestra era, surgió en Egipto  la epidemia más desbastadora que el mundo ha padecido. Se difundió a lo largo  de las grandes  rutas comérciale:; por Asia Menor llegó hasta Constantinopla, Grecia, Italia  incluso hasta el Rhin. En los 52 años  que duró murieron  100 millones de personas, gran parte de la población del mundo conocido.

Con la caída del imperio romano  llegó el fin de las rutas comerciales y durante ocho siglos  apenas se oyó hablar de la peste.  No obstante Beda el Venerable  en su Crónica Anglosajona  se refirió  a una “grave pestilencia”  que  en el año 664 castigó a Inglaterra e Irlanda, sin duda sus descripciones correspondían a la peste bubónica.

 La peste en los caminos.

A comienzo del siglo  XIII, los nestorianos, herejes  que sostenían que en Cristo había dos personas distintas, una divina y otra humana, propagaron su doctrina por nuevas rutas, entre Europa y Asia. A lo largo de las rutas han aparecido tumbas de nestorianos  que datan de 1338 y 1339. Muchos habían contraído la enfermedad en Mongolia  Exterior y la trasmitían a Europa, donde en el siglo XII ya existía la rata común. Tales parecen la causa de la Muerte Negra, que causó estragos  en el continente europeo  durante los 60 años siguientes  y cuyas secuelas tardarían en disiparse cuatro siglos.

La expresión de Muerte Negra data del siglo XIV y proviene  del uso medieval de la palabra latina “negro”  que era la acepción de “terrible”. En 1348 murieron en Florencia cerca de un millón de personas. En aquel año, el Papa Clemente VI, que vivía en Aviñón, convoca a una peregrinación a Roma. Más de un millón de peregrinos realizaron el viaje de más  800 kilómetros, sólo 100,000 regresaron.

En los momentos de mayor  virulencia  de la peste se lanzaba las víctimas al Rodano

A finales del siglo XIV las muertes ascendieron   a 25 millones, la cuarta parte de la población del mundo de aquel entonces. De acuerdo con los cálculos se produjeron 45 brotes  epidémicos  entre el año 1,500 y el 1,720. El más importante llegó  a Londres en junio de 1,665.

Se combatía a la peste quemando animales

En Londres se combatía la pestequemando gatos, perros y ratas. Pero la acción fue insuficiente y tardía. Hacía el año 1666 habían muerto 68,000 londinenses y Europa sufría una nueva pandemia.

Un incendio contra la peste

Pero entonces, el 2 de septiembre de 1666, estalló un incendio en Pudding Lane, en la zona más populosa de Londres. En cuatro días el fuego asoló las cuatro quintas partes de la urbe. Pero la inmensa hoguera también destruyó  las insalubres condiciones  que habían contribuido  a la propagación de la epidemia.

Último brote importante de peste

El último brote de pesteen Europa se produjo en 1720  en Marsella. Se conservan numerosos documentos gráficos  de la catástrofe. Los médicos luchaban  contra la epidemia  vestidos  con gruesas telas  y protegidos con guantes  de piel  y mascarillas. Estas portaban hierbas aromáticas, ya que se atribuía  a los olores la causa del contagio. Sin embargo la peste del siglo XVIII desapareció como por ensalmo. Nadie sabe la razón, pero quizá un adagio  de la época de un indicio”  Si la epidemia brota en tu barrio, decía la gente,  huye en seguida, vete muy lejos y regresa lo más tarde posible.

sábado, 3 de julio de 2010

No hay comentarios :

Entradas populares