Las asombrosas Palmeras









Palmera datilera
La palmera datilera se cultiva en regiones cálidas y secas. En muchas de ellas, el dátil constituye la principal fuente de riqueza y es un elemento importante de la dieta. Un solo árbol femenino puede formar entre 200 y 1.000 dátiles.











Cocotero
El cocotero se cultiva en todos los países tropicales. Alcanza hasta 30 m de altura y de él se aprovechan la yema terminal o col de palmera, la médula y los tallos jóvenes. Con la savia se elaboran varias bebidas, y la fibra que recubre el coco (bonete) y las hojas se pueden transformar en diversos utensilios domésticos.



Palmito
El palmito, perteneciente a la familia Palmáceas, es una especie indicadora de climas secos y muy cálidos, sin heladas y con cierta influencia marítima. En la fotografía, se puede observar el detalle de sus hojas palmeadas, en forma de abanico.


Palmáceas, nombre común de una familia de plantas con flor leñosas, muy difundida en las regiones tropicales. Tienen gran importancia económica por los frutos, las fibras y los aceites que proporcionan, así como por su valor ornamental. Esta familia es el único miembro del orden al que pertenece y comprende unas 2.600 especies, que hacen de ella la cuarta más nutrida de las monocotiledóneas, después de las Gramíneas, Liliáceas y Orquidáceas.
Las palmáceas tienen una forma de crecimiento característica: un tronco único y sin ramificar rematado por un copete de hojas en forma de abanico o plumosas. Las flores se agrupan en inflorescencias axilares y de la base del tronco brota una extensa masa de raíces interconectadas. El tronco, como el de otras monocotiledóneas, carece de crecimiento secundario; debido a ello, no aumenta de diámetro con la edad de la planta, como ocurre en las dicotiledóneas. Por el contrario, la yema apical del tronco se transforma en una gran masa en la fase de plántula y conserva el ancho adquirido en ese momento hasta su madurez. Los haces de tejido vascular están dispersos en el interior del tronco. Las hojas, por lo general grandes, se forman en pequeños grupos en los ápices de los tallos. Tienen una base envainadora amplia que puede dejar cicatrices semicirculares en los tallos a medida que caen. Los limbos foliares se pliegan y adoptan una forma característica llamada plicada.
Las flores de estas plantas suelen ser individuales e inconspicuas, pero a menudo forman grandes masas de hasta 250.000 flores, las cuales están protegidas por brácteas llamadas espatas. Son grandes, coriáceas y en ocasiones están cubiertas de espinas. Las piezas florales aparecen en número de tres o de múltiplos de tres, con tres sépalos (verticilos florales externos), tres pétalos (verticilos florales internos) y seis estambres (piezas florales masculinas); el pistilo (pieza floral femenina) suele estar formado por tres carpelos (estructuras portadoras del óvulo) separados o soldados, y al madurar se transforma en un fruto con una sola semilla, que puede ser una baya (una semilla rodeada por una envuelta carnosa) o una drupa (una semilla provista de paredes leñosas envueltas a su vez en una capa carnosa).
Los miembros de esta familia se distribuyen casi en exclusiva en zonas tropicales. Se dan en hábitats que varían desde la selva lluviosa de las llanuras bajas hasta las montañas más altas, y desde los desiertos hasta los manglares inundados. Pero su distribución en las regiones tropicales es irregular: en el Asia tropical hay unas 1.400 especies, frente a sólo unas 120 en África; otras 130 especies son propias de Madagascar y otras islas vecinas del océano Índico occidental, cerca de África; en los trópicos americanos se conocen casi 950 especies. Por tanto, la familia Palmáceas presenta varios focos de máxima diversidad: en el Sureste asiático, en las islas del océano Índico y en Centro y Sudamérica, aunque puede presentar irradiaciones hacia zonas de clima mediterráneo, como se demuestra por la presencia del palmito (Chamaerops humilis), que es la única palmera silvestre europea.
Son fuente importante de productos alimenticios, como dátiles (véase Palmera datilera), cocos y sagú. También se obtienen de estas plantas fibras útiles, como copra, bonete, rafia y rota. La palma de aceite, nativa de África occidental pero muy cultivada, es fuente de un aceite vegetal, el aceite de palma, utilizado para cocinar y para la fabricación de margarina y jabón. Las palmáceas se cultivan como ornamentales en las regiones tropicales y subtropicales; muchas especies de porte pequeño se utilizan como plantas de interior.
Clasificación científica: el nombre científico de la familia de las Palmáceas o Arecáceas es Palmaceae o Arecaceae. La palma de aceite es la especie Elaeis guineensis.


martes, 23 de noviembre de 2010

No hay comentarios :

Entradas populares