Las extrañas y asombrosa Sanguijuelas









Sanguijuela medicinal

Muy usada antaño contra enfermedades que se creían debidas al exceso de sangre, Hirudo medicinalis es un gusano hematófago que vive en estanques y lagos. Inflige un mordisco indoloro con un disco succionador que tiene a ambos extremos del cuerpo. Su saliva, inyectada en la herida, tiene una sustancia que impide la coagulación de la sangre. Aún se usan en ocasiones para extraer sangre acumulada bajo la piel.

Sanguijuela, nombre común de un gusano carnívoro o hematófago, antaño muy usado por médicos y barberos para practicar sangrías, y que sigue utilizándose con este fin en algunas regiones del mundo. En la medicina moderna ya no se practican sangrías, pero las sanguijuelas siguen usándose para aliviar la congestión sanguínea durante determinadas intervenciones delicadas, en las que su uso hace menos probable una infección que con otras técnicas. Las sanguijuelas están muy extendidas en el agua dulce y en tierra firme en regiones templadas y tropicales.
2
RASGOS FÍSICOS
Se trata de gusanos segmentados, aplanados, de 5 mm a 46 cm de longitud y equipados con una ventosa circular tanto en el extremo anterior como en el posterior del cuerpo. Típicamente, éste se compone de 33 segmentos; los anillos externos, que no corresponden a los internos, varían en número de una especie a otra. Cada anillo presenta cinco o seis prominencias similares a verrugas, o papilas, que hacen las veces de órganos sensoriales. En el extremo anterior del gusano hay varios ojos. En algunas sanguijuelas, la boca anterior contiene tres placas dentadas con las que el animal perfora la piel de su presa. La sangre ingerida por las sanguijuelas se mezcla con jugos salivares, que contienen una sustancia anticoagulante llamada hirudina (que puede aislarse y ha sido utilizada en medicina para impedir la coagulación de la sangre). La sangre pasa a un estómago dilatado y ramificado donde queda almacenada durante varios meses antes de ser digerida totalmente. Una sanguijuela consume alrededor de tres veces su peso en sangre en cada toma, y después subsiste durante meses gracias a la sangre almacenada. Las sanguijuelas son hermafroditas, cada espécimen tiene varios pares de testículos y un par de ovarios. Las especies típicas ponen sus huevos en vainas mucosas llamadas capullos; al eclosionar, las crías de algunas especies se aferran a la cara inferior de un adulto y son transportadas por él hasta que pueden vivir de forma independiente. Las sanguijuelas acuáticas pueden nadar; tanto las especies acuáticas como las terrestres se desplazan sobre las superficies sólidas por extensión y contracción muscular. Algunas también se mueven sujetándose con una de sus dos ventosas y después dando un lento salto sobre la otra ventosa.
Clasificación científica: las sanguijuelas constituyen la clase Hirudinea del filo Annelida. Esta clase se divide en cuatro órdenes: Acanthobdellida, es un orden primitivo parásito del salmón; Gnathobdellida incluye a las sanguijuelas típicas, que tienen placas dentadas en la ventosa anterior y sangre roja en el sistema circulatorio; el orden Rhynchobdellida se caracteriza porque las placas dentadas han sido reemplazadas por una probóscide anterior, así como por la ausencia de materia colorante roja en la sangre; comprende todas las especies marinas y unas cuantas de agua dulce; los miembros del orden Pharyngobdellida carecen de dientes, aunque pueden presentar uno o dos estiletes; son tanto terrestres como acuáticos. Como alternativa, la clase se divide a veces en tres subclases.


lunes, 29 de noviembre de 2010

No hay comentarios :

Entradas populares