Los asombrosos Cangrejos









Cangrejo, nombre común de cualquier artrópodo perteneciente a dos grupos o infraórdenes de crustáceos: los cangrejos ermitaños y afines (unas 1.400 especies) y los verdaderos cangrejos (unas 4.500 especies). Estos dos grupos distintos tienen un cuerpo similar, caracterizado por la reducción del abdomen y el ensanchamiento y aumento de tamaño de la parte anterior (delantera) del cuerpo. Aunque lo más frecuente es que vivan en los fondos marinos, también existen cangrejos de agua dulce, y algunos se aventuran tierra adentro.
2
CARACTERÍSTICAS
Los cangrejos están emparentados con las langostas y las quisquillas, pero su desarrollo evolutivo les permite caminar o correr lateralmente y cavar, además de nadar. El cuerpo está más o menos cubierto por un caparazón quitinoso, con una cubierta cerúlea. El abdomen reducido, que ya no se emplea para la locomoción en muchas especies, se repliega bajo el cuerpo. Esta reducción es especialmente notable en los verdaderos cangrejos, que carecen de la cola en forma de solapa propia de los cangrejos ermitaños y sus afines; en su lugar, el abdomen sirve como bolsa de cría para los huevos. El cuerpo segmentado del cangrejo tiene varios pares de apéndices, de los cuales cinco suelen servir para la locomoción y dos hacen las veces de antenas sensoriales. Las patas delanteras están equipadas con pinzas que le sirven para alimentarse, defenderse y realizar exhibiciones rituales de apareamiento.
Desde muchos puntos de vista, los cangrejos son animales ‘avanzados’. A menudo alcanzan un tamaño considerable, el récord está en manos del cangrejo araña, con sus patas largas y delgadas que alcanza una envergadura de hasta 3,6 m, y poseen sistemas nerviosos bastante complicados. Los cangrejos son capaces de tolerar cambios en su medio ambiente, los que les permite prosperar en hábitats muy hostiles. Sus hábitos alimentarios son variados.
Los cangrejos, que en su mayoría son animales activos con patrones complejos de conducta, tienen ojos compuestos y buena visión. También tienen bien desarrollados los sentidos del olfato y el gusto, lo que les permite identificar tanto los alimentos como posibles parejas para el apareamiento. La conducta reproductora y social comprende en ocasiones complejos rituales de apareamiento y técnicas de comunicación como el tamborileo o agitación de las pinzas. Los cangrejos tienden a ser agresivos entre sí, y es frecuente que los machos combatan por las hembras.
3
CICLO VITAL
Todas las especies de cangrejo tienen sexos separados. Ocurre a menudo que el apareamiento sólo se produce cuando la hembra acaba de mudar su caparazón y el nuevo aún no se ha endurecido. (Los llamados cangrejos de caparazón blando no son más que cangrejos en esta fase de transición). Llevan los huevos en una bolsa de cría, y estos atraviesan dos fases larvarias antes de producir diminutas larvas, que nadan en el agua. En algunas especies la larva aparece inicialmente bajo una forma llamada zoea, que difiere de la del adulto, y a continuación atraviesa una fase más similar a los cangrejos, llamada megalopa, en la que el abdomen sigue siendo prominente. Cada vez que el cangrejo joven cambia el caparazón, aumenta considerablemente de tamaño, pero queda expuesto al peligro mientras éste permanece blando. Las patas y pinzas perdidas pueden regenerarse cuando se produce la muda. Los cangrejos viven de 3 a 12 años.
4
TIPOS DE CANGREJOS
Cangrejo violinista
El macho se caracteriza por la hipertrofia de una de sus pinzas. Suelen vivir en playas y pantanos de las regiones templadas y tropicales del mundo. Cómodo tanto en playas abiertas como bajo el agua, busca el abrigo de una pequeña madriguera cuando está sumergido. A pesar de su tamaño, la pinza del macho no se emplea en combate sino para atraer a la hembra. El cangrejo se alimenta de residuos vegetales, materia orgánica en descomposición e incluso carroña.

El familiar cangrejo ermitaño tiene el abdomen desprotegido y debe vivir en conchas abandonadas, por lo general de caracoles marinos. Tienen un número reducido de patas locomotoras, y la gran pinza derecha sirve para bloquear la boca de la concha ante la amenaza de un depredador o un rival. (El cangrejo ermitaño a menudo tiene que pelear por la posesión de una concha nueva, que debe buscar cada vez que experimenta una muda). Algunos cangrejos ermitaños viven tierra adentro excepto cuando se aparean, y tienen cámaras con branquias que actúan como pulmones. Las formas más primitivas tienen forma de langosta, mientras que los cangrejos de porcelana se parecen mucho a los verdaderos cangrejos. Los cangrejos de arena tienen el cuerpo largo y se entierran en la arena cavando hacia atrás. Filtran las partículas de alimento suspendidas en el agua.
Los verdaderos cangrejos son tan numerosos que sólo es posible mencionar unas pocas familias importantes. Los cangrejos araña tienen patas largas y cuerpo estrecho; algunos se camuflan decorando sus cuerpos con plantas y animales. Los llamados cangrejos comestibles y de roca tienen el cuerpo ancho y ovalado. Los cangrejos nadadores, como el cangrejo azul, tienen las patas modificadas en forma de remo. Otros cangrejos son pequeños y viven en o sobre animales marinos como las ostras. El cangrejo violinista macho, uno de los cangrejos excavadores, tiene una gran pinza que usa en el apareamiento y el combate. Los cangrejos de playa son abundantes a nivel del agua o por encima de éste en las playas. Los cangrejos de tierra son omnívoros tropicales que migran al mar para liberar sus larvas.

Cangrejo ermitaño
El cangrejo ermitaño se distingue de otros cangrejos por la falta de caparazón en el abdomen. Por ello, debe encontrar caracolas vacías donde vivir. Mientras caminan o comen, estos cangrejos extienden las antenas, las pinzas y un par de patas ambulatorias por la abertura de la caracola. Cuando les amenaza un depredador, retraen el cuerpo al interior de la misma. La gran pinza actúa a menudo como puerta, cerrando el interior a los depredadores. A medida que crecen, los cangrejos ermitaños deben buscar nuevas caracolas de mayor tamaño donde vivir.

En general, es probable que todos los cangrejos sean comestibles; su carne es rica en proteínas y contiene pocas grasas. Para que una pesquería comercial pueda tener éxito, los cangrejos deben ser abundantes y su captura, normalmente por medio de ‘nasas’ o redes, barata. Hoy en día, debido a la sobreexplotación, la contaminación y el coste de la energía, las perspectivas de mejorar el rendimiento de este tipo de pesquerías son sombrías.
Clasificación científica: los cangrejos pertenecen al orden Decapoda, subfilo Crustacea. Los cangrejos ermitaños y especies afines componen el infraorden Anomura. Los verdaderos cangrejos componen el infraorden Brachyura.


miércoles, 1 de diciembre de 2010

No hay comentarios :

Entradas populares