Los asombrosos peces









Pez luna
El gigantesco pez luna (Mola mola) puede alcanzar tres metros de largo y 2 toneladas de peso; se trata del pez óseo más grande que se conoce (los tiburones y las rayas son peces cartilaginosos). Difundido en mares templados y tropicales, se nutre principalmente de medusas, plancton, algas y pequeños peces. Su parentesco con otros miembros del orden de los Tetraodontiformes, apenas apreciable en el estadio adulto, se reconoce en el estadio larval: cuando el pez luna mide cerca de 2 cm de largo presenta una aleta caudal y pronunciadas espinas en el cuerpo, características que indican un origen común con los peces ballesta y peces erizo, pero que están destinadas a desaparecer a medida que se desarrolla.

Pez, animal vertebrado acuático que suele tener branquias en la fase adulta y cuyas extremidades, cuando existen, adoptan la forma de aletas. Al contrario que otros grupos de animales comúnmente reconocidos, los peces son un conjunto heterogéneo de grupos que no pueden ser identificados por ningún rasgo definitorio (por ejemplo, los mamíferos se caracterizan por la presencia de glándulas mamarias o pelo). Hay, por tanto, excepciones a la definición que aquí se ofrece. Por lo general, se da por supuesto que los peces engloban a los vertebrados carentes de mandíbulas, como la lamprea y el mixino; también se cuentan entre ellos el tiburón, la raya, la quimera, los dipnoos o peces pulmonados y los peces óseos. Este último grupo comprende los individuos que acostumbramos a llamar peces.
2
EDAD Y DIVERSIDAD
Celacanto
El celacanto es un pez de aletas lobuladas que apareció a finales del devónico. A menudo se le llama fósil viviente porque tiene numerosas peculiaridades que sólo se encuentran en peces fósiles. Aunque se creía extinto desde hace mucho tiempo, el celacanto fue redescubierto en 1938 en África del Sur.

Los primeros vertebrados conocidos eran peces sin mandíbulas que dejaron restos fosilizados en las rocas del ordovícico, periodo que comenzó hace unos 500 millones de años. En noviembre de 1999 se descubrieron fósiles de dos peces, parecidos a las lampreas, con 540 millones de años de antigüedad, lo que adelanta al periodo cámbrico los primeros restos fosilizados que conocemos de vertebrados. Estos dos fósiles, de nombres científicos Myllokunmingia fengjiaoa y Haikouichthys ercaicunensis, son, por tanto, los fósiles de vertebrados más antiguos que se conocen. Las formas más primitivas eran de pequeño tamaño —rara vez superaban unos pocos centímetros de longitud—, y tenían las branquias en una serie de sacos. Los primeros peces con mandíbulas evolucionaron durante el devónico, la llamada era de los peces, y se convirtieron en la forma dominante de vida vertebrada, tanto en hábitats marinos como de agua dulce. Los principales linajes de peces, como los tiburones, el celacanto y los peces óseos, aparecieron hacia finales de este periodo.
Los peces representan aproximadamente la mitad del total de los vertebrados modernos conocidos. Los científicos reconocen un número total estimado de 25.000 especies vivas y otras tantas de anfibios, reptiles, aves y mamíferos. Al contrario de lo que ocurre con los demás vertebrados, siguen descubriéndose nuevas especies de peces a buen ritmo; se espera que el número final de especies reconocidas se aproxime a las 28.000.

miércoles, 8 de diciembre de 2010

No hay comentarios :

Entradas populares