El asombroso de Juego de damas chinas









Juego de damas, juego de tablero cuyo objetivo es capturar el mayor número de fichas posible del oponente o inmovilizarlas. El juego se desarrolla sobre un tablero de 64 cuadrados, normalmente blancos y negros. Cada jugador tiene doce fichas en forma de disco, blancas o negras que se mueven sólo sobre los cuadrados negros y las negras siempre empiezan. En las damas inglesas, las fichas se mueven hacia adelante un cuadrado cada vez y en diagonal.
Una ficha puede saltar sobre una o más fichas enemigas que son capturadas, siempre que exista un cuadrado vacante donde tocar para saltar de nuevo. Si un jugador alcanza la línea de atrás de su oponente se convierte en un rey (se pone una ficha encima de otra) y el movimiento termina. Después, un rey puede moverse hacia atrás igual que hacia adelante, un cuadrado cada vez. Un jugador con varias posibilidades de movimientos puede hacer uno pequeño en vez de uno grande, pero si comienza un movimiento debe de ser completado capturando todas las piezas posibles. Hay muchas variantes: la italiana, española, polaca, alemana, rusa, turca y china son las más importantes.
El juego se originó en el siglo XII en Europa, probablemente en el sur de Francia. En los primeros tiempos la captura de fichas era opcional, pero alrededor de 1535 se introdujo en Francia una regla de captura obligatoria: si no se realizaba la captura, existiendo esa posibilidad, se perdía la ficha. En el actual juego de las damas inglesas es obligatorio capturar cuando existe la posibilidad; esta fue la modalidad que llevaron los colonos ingleses a Estados Unidos.


sábado, 22 de enero de 2011

No hay comentarios :

Entradas populares