El asombroso Cíclope










El cíclope Polifemo
En la mitologia griega, Polifemo era un cíclope, gigante de un solo ojo. Enfurecido al encontrar a su amada, Galatea, en brazos del bello Acis, Polifemo le lanza una piedra que acaba con su vida. En esta pintura del italiano Annibale Carraci, comenzada en 1597, se muestra a los dos amantes huyendo de los cíclopes. El cuadro se conserva en el Palacio Farnese de Roma.

Cíclope, en la mitología griega, gigantes con un enorme ojo en medio de la frente. En la Teogonía de Hesíodo, los tres hijos —Arges, Brontes y Estéropes— de Urano y Gea, personificaciones del cielo y de la tierra, eran cíclopes. Fueron arrojados al mundo inferior por su hermano Cronos, uno de los titanes, después de que él destronara a Urano. Pero el hijo de Cronos, el dios Zeus, liberó a los cíclopes del submundo y ellos, agradecidos, le regalaron el rayo y el relámpago, con los que derrotó a Cronos y a los titanes y se convirtió así en señor del universo.
En la Odisea de Homero, los cíclopes eran pastores que vivían en Sicilia. Eran una raza salvaje, fuera de la ley y caníbal que no temía a dioses ni a hombres. El héroe griego Odiseo fue atrapado con sus hombres en la cueva del cíclope Polifemo, un hijo de Poseidón, dios del mar. Odiseo lo cegó para escapar de la cueva en la que el gigante los tenía cautivos y había devorado ya a varios de sus hombres.

martes, 22 de febrero de 2011

No hay comentarios :

Entradas populares