La increíble Arca de Noé










Arca de Noé, en el Génesis (capítulos 6-9), la nave en la que Noé se salvó a sí mismo, a su familia y a "una pareja... de todo ser viviente... macho y hembra" del diluvio enviado por Yahvé para destruir a la humanidad. La palabra castellana arca viene del latín arca, que significa baúl o cofre. En la historia religiosa judía, Arca de la Alianza significa el receptáculo en que se guardaban las tablas de la ley. Yahvé dio a Noé instrucciones precisas acerca de la estructura y de las dimensiones del arca, de los materiales y modo de usarlos (Gén. 6,14-16), y le ordenó que llevase a bordo una pareja de cada animal existente.
Antes del desarrollo de la geología científica y de la aparición de las teorías de la evolución, en el siglo XIX, solía pensarse que el Diluvio bíblico fue un acontecimiento histórico (se creía que se habían conservado como reliquias fragmentos del arca), aunque los estudios comparativos de la mitología mundial han manifestado la existencia de numerosos mitos que hablan de la destrucción de la antigua sociedad humana por un diluvio, y de la preservación de determinadas criaturas escogidas en una nave similar al arca. El antecedente más evidente del mito bíblico es la narración sumeria del diluvio, que existe en diversas versiones en la mitología mesopotámica. Una característica común es que un hombre —que según la versión se llama rey Ziusudra, Atrahasis o Utnapishtim— es advertido de la intención de los dioses y construye una nave para sobrevivir. En la mitología griega, quien construye el arca es Deucalión, en tanto que en la India, es el antepasado de la humanidad, Manu, quien, guiado por un pez al que había salvado, construye un arca en el que se puede conservar la semilla de todas las cosas. Tras el diluvio, el arca se posa en lo alto de una cima montañosa, denominada Ararat en la Biblia, y Parnaso, Etna u otros en la mitología griega. Los pasajeros humanos y animales desembarcan, una vez cumplido el propósito del navío. El arca sigue siendo un poderoso símbolo de seguridad, es la guía en medio de la catástrofe. En este sentido, la supervivencia del arca de Noé en innumerables canciones, juegos y juguetes de los niños occidentales destaca de entre las demás imágenes bíblicas.

viernes, 25 de febrero de 2011

No hay comentarios :

Entradas populares